En el trabajo... ¡ojo con los hábitos posturales!

Las malas posturas durante la jornada laboral aumentan notablemente el número de lesiones

null

Tal vez eres de los miles de personas que pasan horas ‘pegados’ a un ratón de ordenador. O haciendo un movimiento repetitivo en tu trabajo. Pues debes saber que has de estar alerta si no quieres que tu cuerpo te pase factura. Así lo consideran expertos cirujanos ortopédicos y traumatólogos, que hacen una llamada de atención sobre las consecuencias de los malos hábitos posturales durante la jornada laboral, pues aumentan notablemente el número de lesiones del sistema musculoesquelético.

El Dr. Pérez-Caballer, de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT) afirma que los malos hábitos posturales y las deficientes condiciones ergonómicas a las que frecuentemente se enfrentan los trabajadores con las máquinas e instrumentos (que manejan durante las 8 horas de media que dura la jornada laboral en la oficina o en otros ámbitos laborales), incrementan el riesgo de sufrir lesiones que afectan negativamente a nuestro ritmo de trabajo.

Las más habituales
Entre las lesiones más comunes se encuentran los dolores de cuello, de carácter muscular o degenerativo (cervicalgias), tendinitis de hombro, codo o muñeca, dolores lumbares (lumbalgias y lumbociáticas), síndromes compresivos de los nervios de la mano (túnel carpiano) o del codo (nervio cubital), entre otras. Y, lamentablemente, se trata de lesiones cada vez más frecuentes debido al estrés de la vida laboral. Y también a que, debido a la falta de tiempo, no hacemos ejercicio, lo que nos impide tener a punto nuestro  cuerpo de la forma adecuada para afrontar nuestra actividad diaria, sobre todo teniendo en cuenta nuestras circunstancias individuales como edad, peso, constitución física, presencia de otras enfermedades u otros hábitos como tabaco y alcohol.
Además de esto, el excesivo número de horas en la misma posición, propio de los trabajos de oficina y también de oficios que requieren de fuerza (uso de martillos neumáticos, herramientas pesadas), el mal uso de los teclados o el ratón, la posición de nuestro cuerpo en relación a la maquinaria o aparatos a utilizar, etc, han hecho que en los últimos años se haya incrementado considerablemente el número de consultas a especialistas debido a este tipo de lesiones. En este sentido, la región lumbar, la zona cervical y la extremidad superior son las partes más vulnerables a sufrir este tipo de lesiones.

En la posición adecuada
Por todo esto, expertos de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología recomiendan una adecuada higiene postural, así como una correcta ergonomía durante las horas de trabajo que impida la aparición de este tipo de lesiones. Para ello, por ejemplo en los trabajos de oficina, sería recomendable mantener una adecuada posición, con la espalda completamente apoyada en la silla, un correcto reposacabezas y un realce bajo los pies que eviten la sobrecarga de determinados músculos.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema