Están disfrutando de las primeras semanas como recién casados en un paraíso sólo para dos, en una isla privada en Fiji. Carlos Felipe y Sofia de Suecia disfrutan del calor y el verano, además de aprovechar para estar el uno con el otro en este rincón del mundo, dando sus primeros pasos como marido y mujer. Según la prensa sueca esta es la primera parada, estarán unas tres semanas, de una larga luna de miel que durará, a juzgar por lo vacía que está su agenda, buena parte del verano.

sofia-hellqvist-VER GALERÍA

Pero ¿y tras el descanso, comenzarán las apariciones oficiales? Ahora Sofia es ya Princesa y como tal se presentará ante los suecos en dos ocasiones muy señaladas. La primera será el próximo 14 de julio, día en que se celebrará una gran fiesta con motivo del 37 cumpleaños de la princesa heredera Victoria. Una cita en la que estará acompañada por toda su familia, sus padres, hermanos y las parejas de estos, y seguro, los más pequeños de la casa. Será entonces cuando podamos ver además a la princesa Magdalena tras el nacimiento de su segundo hijo Nicolas.

Una de las grandes atracciones de esta fiesta son sin duda los músicos que actuarán en ella. Se espera la presencia de Kristin Amparo, Sven Bertil Taube, Medina y Ola Salo, además de que se dice que actuará también el ganador de Eurovisión, Måns Zelmerlöw.

No es este el único compromiso de la mujer de Carlos Felipe, aunque el siguiente estará acompañada por su marido. Y es que la pareja va a hacer un viaje, el primero que realizarán de manera oficial y que figura ya en su agenda, con bastante significado. Será una visita de dos días a Värmland, los próximos 26 y 27 de agosto, un lugar que tiene un gran sentido para ella, que es ahora duquesa de esta región del país.

Esta provincia se encuentra en el oeste de Suecia y su lado occidental hace frontera con Noruega. En esta zona la naturaleza es un valor añadido muy importante: 10.000 lagos salpican los bosques de esta región, que es atravesada por el río Klara, el más largo de Suecia. Otro de sus atractivos son sus aldeas, pequeños pueblos y la capital Karlstad, una ciudad llena de vida que completa el exclusivo patrimonio cultural de la zona.

Entre las actividades que se pueden realizar en esta región está por supuesto el descenso por el río Klara, un recorrido en una balsa de troncos que conquistará al más aventurero, o el recorrido en canoa por uno de los lagos de la reserva natural de Glaskogen (tiene más de 80, rodeados por interminables y frondosos bosques). Claro, también hay lugar para el descanso, ya que existen refugios ecológicos en los que no hay electricidad y el calor se obtiene con leña. ¿Visitarán uno los Príncipes?

Tal vez se decanten por hacer una parada en el primer balneario de todo el país en Sunne o por visitar la casa de la primera ganadora del Premio Nobel de Literatura en 1909, Selma Lagerlöf, o del poeta sueco Gustaf Fröding. De momento no se ha detallado el programa, aunque seguro que los habitantes de la región esperan ya con los brazos abiertos a su nueva Princesa.

Más sobre

Regístrate para comentar