Daniel Westling, el prometido de la princesa Victoria, recibe el alta médica

Abandonó ayer el hospital tras haber permanecido ingresado una semana por un trasplante de riñón

Daniel Westling ya está en casa con la princesa Victoria. Ocho días después de su trasplante de riñón en el Hospital Karolinska de Estocolmo, el prometido de la Heredera ha recibido el alta médica. El joven abandonó el recinto hospitalario por su propio pie y con una sonrisa. Salió ayer, poco antes de las 19:00 horas, tras agradecer a médicos y enfermeras todas las atenciones y cuidados, acompañado por un guardaespaldas del Säpo, los servicios de inteligencia suecos, según informó el diario Expressen. Daniel, que esbozó una sonrisa a modo de saludo a los profesionales de la prensa, se dirigió caminando hasta el coche que lo trasladó al Palacio Real de Drottningholm, donde descansará junto a su prometida.

Daniel Westling fue operado el pasado día 27 a causa de un fallo renal provocado por una enfermedad congénita pero no hereditaria. La intervención, planeada desde hacía tiempo, transcurrió mientras la princesa Victoria estaba a miles de kilómetros de distancia en una visita científica a Groenlandia junto a los otros Herederos escandinavos, Federico de Dinamarca y Haakon de Noruega. Fue el propio Daniel el que convenció a su prometida de continuar adelante con el viaje pese a su trasplante de riñón, que le donó su padre.

La pareja mantuvo contacto telefónico durante la convalecencia de Daniel, según reveló la propia Heredera, que anteayer, pocas horas después de regresar de Groenlandia, se acercó a visitar a su novio al hospital. Mientras el joven se recupera, la princesa Victoria continuará de forma normal con su programa oficial, hasta sus vacaciones en julio por Escandinavia.

Más sobre