Las fotos de Navidad más invernales y entrañables de la Familia Real noruega

La princesa Ingrid, el príncipe Sverre y el joven Marius disfrutaron, acompañados de los Reyes y los Herederos, de una divertida jornada en la nieve, en la que montaron en trineo, hicieron un muñeco y almorzaron al aire libre entorno a una hoguera

Las frías temperaturas invernales, que se vivieron ayer en el país escandinavo, no lograron enfríar los ánimos de diversión de la [Familia Real noruega] en su tradicional posado navideño en el Palacio de Skaugum, a las afueras de Oslo. Ni tampoco restaron calor a las entrañables estampas familiares, que emanan espíritu navideño por los cuatro costados. Reyes, Herederos y nietos se reunieron como todos los años para realizar la anual foto con motivo de la llegada de la Navidad, aunque en esta ocasión en un escenario por excelencia invernal. Los reyes Harald y Sonia, los príncipes Haakon y Mette-Marit, acompañados por sus hijos, la princesa Ingrid Alejandra y Sverre Magnus, además del pequeño Marius (hijo de una relación anterior de la [princesa Mette-Marit]) no posaron esta vez ante el árbol de navidad o en uno de los salones de palacio, sino detrás del edificio principal, en la zona de recreo de los niños, donde les esperaba una gélida jornada en la nieve, aderezada con todos los ingredientes propios de la época: trineo, bolas, muñeco de nieve y un particular almuerzo al aire libre al fuego de una hoguera.

Bien pertrechados con plumíferos, guantes y gorros, los miembros reales salieron a la nieve. Uno de los divertimentos que más gustó a los pequeños fue hacer un simpático muñeco de nieve, al que no le faltó detalle. Contaron para ello con la ayuda de la [reina Sonia], que se mostró muy activa en dicha tarea, al igual que la princesa Mette-Marit. No así el Rey y Magnus, como le llaman en la familia, que adoptaron un discreto segundo plano, mientras los fotógrafos y equipos de televisión grababan al resto de la familia. Otra de las actividades que encantaron a los niños fue montar en trineo. Los tres hermanos se divirtieron de lo lindo deslizándose juntos en un solo trineo por la nieve, mientras padres y abuelos les supervisaban en todo momento. Y, como broche de oro, salchichas asadas al fuego de una hoguera en la nieve. Toda una experiencia, si bien a la pequeña princesa Ingrid Alejandra no sorprendió nada el menú: "También nos dieron salchichas en la guardería", comentó.

Dentro de una semana, la familia se reunirá de nuevo en el palacio de Kongsseteren, a las afueras de Oslo, para pasar las fiestas. Faltarán, como en esta ocasión, la princesa Marta Luisa, su esposo, Ari Behn, y sus tres hijas, Maud Angelica, Leah Isadora y Emma Tallulah, que celebrarán las Navidades en Lommedalen con sus suegros. Pero no faltará en casa de los Reyes, como en miles de hogares, la felicitación telefónica en las grandes citas navideñas de los que se encuentran lejos.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema