Carlota Casiraghi, una diosa en el Olimpo de la moda