El príncipe Alberto y Charlene Wittstock asisten a una gala benéfica en Montecarlo