Alejandra de Hannover, la Alteza Real de los Grimaldi se ha hecho mayor

La hija de la princesa Carolina de Mónaco y Ernst de Hannover cumple 18 años este 20 de julio

La más joven de una de las dinastías reales más antiguas de Europa acaba de alcanzar la mayoría de edad. La hija de la princesa Carolina de Mónaco y del príncipe Ernesto de Hannover cumple 18 años este 20 de julio. Deportista, discreta, políglota, enamorada de un rico heredero y la más “real” de los Grimaldi. Así es Alejandra de Hannover, duquesa de Brunswick y Lüneburg, princesa de Hannover, Gran Bretaña e Irlanda.

alexandra-hannover-gtr-8VER GALERÍA

La Princesa de Hannover -nacida en Austria, criada en Mónaco y a la que los suyos llaman Alex- ha seguido la tendencia de sus hermanos mayores: llevar una vida alejada de los focos y medir con cuentagotas su presencia en actos oficiales. Sin embargo, en los últimos tiempos ha asumido un nuevo protagonismo.

Como hija de la que fuera la “Princesa de Europa”, Alejandra nació bajo los focos y se ha hecho mayor asomada en el Balcón de Honor del Palacio Grimaldi, así que a nadie sorprendió la naturalidad para dar a conocer a su primer amor: Ben-Sylvester Stautmann. La pareja fue fotografiada de lo más cariñosa en varios actos deportivos en el Principado y la presencia del rico heredero (jugador de baloncesto, de origen alemán, residente de Mónaco y que da sus primeros pasos como empresario en el Principado) en la boda de Ernst August de Hannover y Ekaterina Malysheva viene a confirmar que su relación va viento en popa.

alexandra-hannov-arcVER GALERÍA

Siguiendo los pasos de su madre y de su hermana, Alejandra ya ha comenzado a “coquetear” con el mundo de la moda y ya ha reclamado su sitio en alguno de los desfiles más selectos de París. La Princesa también ha heredado la pasión por el deporte de los Grimaldi y desde pequeña practica el patinaje artístico, lo que le valió el apodo de la “Princesa de hielo” y buenos resultados sobre sus patines.

Hasta ahora se ha formado en Mónaco, aunque es de esperar que para sus estudios superiores elija algún prestigioso centro internacional. Hay que recordar que los hermanos Hannover apostaron por Londres y Nueva York mientras que los Casiraghi se formaron entre París y Milán. Eso sin olvidar que tanto Andrea Casiraghi como Christian de Hannover eligieron Madrid para completar sus estudios, de hecho el hijo pequeño de Ernesto de Hannover sigue residiendo en España junto a su prometida, Alessandra de Osma, motivo por el cual Alejandra ha estado en nuestro en país en los últimos meses.

alexandra-hannover-gtr-6VER GALERÍA

Bien se podría decir que es la más “real” de los Grimaldi –que por tratamiento son Altezas Serenísimas y no Reales- ya que través de su padre, es descendiente del rey Jorge III del Reino Unido y del emperador alemán Guillermo II, motivo por el cual se encuentra, aunque en un puesto lejano, en la línea de sucesión al trono británico. Por tanto, ella es la única nieta de Raniero de Mónaco con el tratamiento de Alteza Real, una distinción que su madre obtuvo al casarse con su padre y que ocho después de una separación que no ha concluido en divorcio sigue manteniendo.

Aunque es este jueves cuando cumple los 18 años, Alejandra ya lo celebró por todo lo alto hace unas semanas. La hija pequeña de Carolina podría haber elegido alguno de los castillos, palacetes, fincas o mansiones espectaculares que los Hannover tienen entre Alemania y Austria pero prefirió quedarse en el Mediterráneo. Cena y baile en el Observatorio de Niza y un brunch en el Yacth Club de Mónaco bajo el eslogan “Pink Flamingo” fueron sus planes, a los que acudió en compañía de su pareja, algo que no hicieron –al menos oficialmente- ni su madre ni su hermana.

alexandra-hannover-getty-2-VER GALERÍA

Técnicamente esta fue su puesta de largo, pero su debut en sociedad tuvo lugar el pasado marzo y lo hizo en donde lo hacen las “princesas de Mónaco”: en el Baile de la Rosa que impulsó su abuela materna, la mítica princesa Grace. La princesa Carolina logró reunir a todos sus hijos en la última edición, en donde Alexandra, vestida de Chanel y diamantes, reclamó su sitio en el que fue su primer posado oficial en familia y también su primer baile de debutantes.

Más sobre

Regístrate para comentar