Dos días de fiesta, dos países, flamencos rosas... Así fue la puesta de largo de Alejandra de Hannover

La hija menor de Carolina de Mónaco se hace mayor. Alejandra de Hannover cumplirá los 18 años el próximo 20 de julio, pero ha celebrado la mayoría de edad por adelantado este fin de semana con una puesta de largo que duró no uno, sino dos días, y tuvo lugar en dos países diferentes. Te contamos, punto por punto, cómo fue este señalado y a la vez divertido acontecimiento. 

alejandra1VER GALERÍA

-Fiesta en el Observatorio de Niza. La fiesta comenzó no en Mónaco, sino en Francia, concretamente en Niza. Esta localidad del sudeste francés se encuentra a tan solo 20 kilómetros de Mónaco, y fue ahí, en su imponente Observatorio, donde comenzó la puesta de largo de Alejandra de Hannover con una fiesta durante la noche del sábado.

-Un escenario mágico. El Observatorio de Niza es una obra del arquitecto Charles Garnier que cuenta con una impresionante cúpula diseñada por Gustave Eiffel. Los juegos de luces proyectados en ella, junto con la elegante decoración y los arreglos florales, lograron crear un ambiente mágico para una velada inolvidable. El Observatorio es un importante atractivo turístico en Niza y un lugar ideal para los amantes de la astronomía, que disfrutan con su gran telescopio refractor.

alejandra5VER GALERÍA

-Brunch en el Yacht Club. Al día siguiente la homenajeada y sus invitados trasladaron la fiesta a Mónaco. Continuaron celebrando la mayoría de edad de Alejandra de una forma más distendida con un desayuno-almuerzo en el Yacht Club, inaugurado en su día por los Grimaldi y sede de otros grandes acontecimientos familiares. El nuevo Yacht Club, diseñado por el arquitecto Norman Foster, se inauguró en 2014 presentándose como una "ciudad en miniatura" perfecta para celebrar eventos que además cuenta con otro tipo de espacios como club de remo y escuela de vela.  

-La lista de invitados. Alejandra estuvo rodeada por los suyos en un acontecimiento tan importante. No faltó su madre, Carolina de Mónaco; sus hermanos, Pierre, Andrea y Carlota Casiraghi; su prima, Camille Gottlieb; Matilde Ferri (hermana de Marta Ferri, diseñadora y cuñada de Beatrice Borromeo); el diseñador Jacques Grange, el galerista Pierre Passebon... se desconoce si Ernesto de Hannover, padre de Alejandra, acudió a la fiesta, pues no aparece en ninguna de las fotografías que han compartido los invitados.

alejandra3VER GALERÍA

-Una fiesta 'pink flamingo'. El motivo central de la decoración en esta segunda celebración fue el flamenco rosa. En todos sus tamaños, desde enormes figuras hinchables de varios metros hasta algunos pequeños detalles. Tampoco faltaron los globos, los toques navy o los adornos en forma de cupcake, creando un ambiente juvenil y divertido perfecto para el acontecimiento.

-El 'dress code'. Mientras que en la velada del sábado se vieron elegantes vestidos y sofisticados esmóquines, parece que en el brunch se permitían looks más relajados. Alejandra llevó un vestido con estampados tropicales y de flamencos -bien podría estar firmado por Marta Ferri, quien cuenta con creaciones muy similares en su línea, ha vestido en muchas ocasiones a Beatrice Borromeo y se está convirtiendo en una diseñadora cada vez más presente en Mónaco-, con un cinturón rojo y gafas de sol a juego. Muchos invitados iban en bañador, y algunos llevaban unas divertidas gafas con la forma (¡cómo no!) de dos flamencos rosas, incluido Pierre Casiraghi. Andrea Casiraghi incluso acabó con su estilismo pasado por agua tras tirarse al mar desde un alto tobogán. 

alejandra6VER GALERÍA

- El 'Kit de supervivencia'. Para que ninguno de los invitados sufriese las consecuencias de una fiesta de este calibre, la fiesta contaba con un espacio al que denominaron 'The Pink Flamingo HANGOVER BAR', una barra de productos 'antiresaca' entre los que se encontraban aspirinas o medicamentos para el dolor de cabeza, cremas protectoras y productos de cosmética para refrescar la piel.   

- Que no falte la música. La banda The Phly Boyz, compuesta por cuatro músicos norteamericanos asentados en Niza, se encargó de amenizar el brunch. El grupo está formado por Daniel Puccio (saxofones), Evan Anderson (batería), Michael Greenberg (guitarra) y Alain Lafrance (bajo), y están especializados en las actuaciones con sonido acústico sin necesidad de altavoces. 

Más sobre

Regístrate para comentar