Noche de aniversarios para Alberto y Charlene de Mónaco

Celebraron los cinco años de casados y los diez de la Fundación Príncipe Alberto II en el Sporting de Verano en Montecarlo

Alberto y Charlene de Mónaco han disfrutado estos días de fechas especialmente señaladas: han celebrado los diez años de la Fundación Príncipe Alberto II en el Sporting de Verano en Montecarlo (30 de junio) en las vísperas de sus primeros felices cinco años de casados (1 y 2 de julio). El príncipe Alberto, de esmoquin, y la princesa Charlene, con un vestido de color amaranto y unos fabulosos pendientes chandelier de brillantes, vistieron de gala y sonrisa esta noche de aniversarios, en la que se entregarían tres premios a acciones en favor de la protección del medio ambiente.

monaco-17VER GALERÍA

No faltó ninguno de esos ingredientes que convierten un evento social cualquiera en una gran cita de Mónaco, menos en esta ocasión doblemente marcada. Ni el glamour, representado por la Princesa; ni la felicidad, en los ojos de los Príncipes: ni la música, en voz de la cantante canadiense Véronique Dicaire; ni los premios: de Biodiversidad a Luc Hoffmann, que recogió en su nombre su hija Maja Hoffmann (Suiza); de Agua a la Comisión de Investigación del Agua, que recogió su Director general, Dhesigen Naidoo (Sudáfrica), y de Cambio Climático a Laurence Tubiana (Francia).

Si oficialmente celebraban el décimo aniversario de la Fundación Príncipe Alberto II, la causa que lleva el nombre del soberano, personalmente se preparaban para un aniversario (en la intimidad) aún más relevante, y no por la cuantía de la cifra, sino por tratarse de la efeméride del día más importante de sus vidas: el quinto como feliz matrimonio, la causa que empeña el corazón de los Príncipes.

-Alberto y Charlene de Mónaco están de celebración, así han sido sus cinco años como marido y mujer

-Charlene de Mónaco llena el Principado de auténtica 'sensación de vivir'

-Charlene de Mónaco, primera en la carrera de la elegancia en el Gran Premio de F1

-Charlene de Mónaco se zambulle de nuevo en la vida oficial por su causa favorita



monaco-4VER GALERÍA

Cinco años han pasado desde que el 1 y 2 de julio de 2011 se dieran el sí, quiero en una íntima ceremonia civil y una ceremonia religiosa de ensueño. Aún así, su enlace no estuvo exento de comentarios y el semanario francés L'Express publicó que la novia había intentado anular su boda. El Palacio de Mónaco emitió un comunicado para desmentir esta información y, ya convertidos en marido y mujer, el príncipe Alberto convocó a la prensa para manifestar su "indignación frente a los rumores" que consideraron "insoportables". Remitieron especialmente con la llegada de los hijos, los mellizos Jacques y Gabriella de Mónaco, tras la cual han sido la viva imagen de felicidad.

Desde entonces románticas declaraciones como “Alberto, eres el príncipe de mi corazón” o “No creo que nuestros hijos fuesen tan sonrientes y felices como son si Charlene no fuera tan buena madre como es”; demostraciones de cariño en sus apariciones oficiales (miradas que se cruzan, manos que se entrelazan, abrazos que se escapan), y besos y bailes pegados, cuando creen que nadie les ven, han ido acallando un runrún intermitente a lo largo de los años. Y hoy, un lustro después, celebran su amor indemnes a los embates del rumor.

Más sobre: