Al detalle, ¿cómo será la boda religiosa de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo?


Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo están listos para darse el 'sí, quiero' por segunda vez. Tras celebrar su boda civil el pasado verano, la pareja confirmará su amor con una ceremonia religiosa en Gstaad, Suiza, el próximo 1 de febrero.

Con la discreción y secretismo que los caracteriza, Andrea y Tatiana no revelaron públicamente los preparativos de su enlace nupcial, sin embargo, la redacción de ¡HOLA! pudo acceder a los detalles sobre cómo será el memorable fin de semana en el que, rodeada de amigos y familiares, la joven pareja sellará su amor para siempre.

Tatiana ha pasado muchos días en su antiguo país (nació en Nueva York, pero vivió en Ginebra hasta los quince años) estudiando y preparando todo al detalle.

Tatiana Santo Domingo

Trescientos invitados

A pesar de que en un principio se habló de un evento pequeño, al final se han confirmado 300 invitados, quienes empezaron a llegar a Gstaad desde el pasado 29 de enero hospedándose en las habitaciones y suites de los hoteles más lujosos de la zona como el hotel Palace, Gran Park Hotel, y el hotel Bellevue, L’Alpine. El matrimonio y sus familias han elegido este último para su estancia. La suite Panorama fue reservada por los novios desde hace meses, al precio de 17.000 euros (aproximadamente 300 mil pesos) la noche.

Desde Colombia y Nueva York vendrá la familia Santo Domingo, una de las dinastías más ricas de Sudamérica, además de Gabriel Echevarría, hijo del expresidente de la Colombia, con su esposa, Cristina. Y desde todos los lugares del mundo, los amigos del joven matrimonio: entre ellos, Margherita y Angela Missoni, Bianca Brandolini, Eugenie Niarchos, Noor Fares, Corso Serra di Cassano, Cedric Notz, los príncipes Pierre y Silvia d’Arenberg, Nicolás y Tatiana de Grecia, Blanca Brillenburg, los diseñadores Valentino y Karl Lagerfeld.

En contraste con la soleada boda monegasca que Andrea y Tatiana celebraron en verano, en esta ocasión los invitados tendrán que dejar de lado las sandalias y vestidos ligeros y optar por algo mucho más abrigador, ya que las temperaturas en Suiza durante el invierno rondan los seis grados bajo cero.


Gstaad


Tres días de celebraciones

El primer día de celebraciones será el 31 de enero en el refugio alpino de El Eggli, en donde la pareja ha preparado una divertida y suculenta fiesta de fondue para sus invitados. Después de degustar deliciosos platillos y las espectaculares vistas panorámicas de los Alpes berneses, los anfitriones y sus invitados protagonizarán una espectacular bajada nocturna por la pista de El Eggli esquiando con antorchas hasta el pueblo.

 

La boda en el monasterio de Rougemont

Al día siguiente, en punto de las siete de la tarde, Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo celebrarán su ceremonia religiosa en la capilla dedicada a San Nicolás de Myra en el antiguo convento de Rougemont.

Andrea llegará a la iglesia del brazo de su madre, la Princesa Carolina, seguido por sus hermanos: Carlota, que viajará con su bebé a Suiza, aunque no sabemos si también lo hará con su pareja Gad Elmaleh; Pierre, con su novia, la condesa Beatrice Borromeo, y la princesa Alejandra de Hannover. Por supuesto, también se espera que asistan los príncipes Alberto y Charlene de Mónaco.

Por su parte, la novia caminará hacia el altar acompañada por su hermano Julio Mario Santo Domingo. A petición de Tatiana, la iglesia se iluminará con cientos de velas y la decoración floral se realizará con flores blancas. La ceremonia será oficiada en francés y el órgano más antiguo del cantón entonará el Ave María de Schubert. 


Gstaad


Paseo en carroza

Tras la lluvia de arroz, Tatiana, envuelta en pieles blancas con ushanka imperial y manguitos, y su esposo subirán a una antigua carroza tirada por caballos para dirigirse al hotel Palace, en donde se celebrará un exclusivo banquete de bodas. Al menos eso es lo que se da por hecho en su círculo, ya que en las invitaciones se ha omitido el lugar elegido para la celebración. Lo que sí se sabe es que después de la cena habrá baile: con orquesta y con la música elegida por Julio Mario III, talentoso DJ en Nueva York, además de hermano de la novia.

Finalmente, el 2 de febrero, a las dos de la tarde, brunch y lluvia de confeti en el Palace, el hotel que albergará el almuerzo de despedida. Y tras la maratón nupcial, el viaje de novios.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema