05 JULIO 2013

Charlene de Mónaco muestra su lado más divertido y desconocido hasta ahora

El 4 de julio en la fecha más importante en Estados Unidos, ya que es el Día de la Independencia, que se firmó hace 237 años, y todos los ciudadanos lo celebran a lo grande. Aunque no sólo dentro de las fronteras se organizan grandes fiestas, a los largo del planeta los estadounidenses recuerdan este día tan importante de su país y muchas personas se apuntan a las celebraciones, aunque su nacionalidad sea otra, como ha sido el caso de los príncipe Alberto y Charlene de Mónaco.

 

null


Los Príncipes monegascos se han apuntado este año a la fiesta organizada en el restaurante de comida americana Star ‘n’ Bars, situado en el puerto de Mónaco, que además celebraba su 20 aniversario. Este local es muy conocido, ya que cuando se celebra el Gran Premio de Mónaco, su terraza es el lugar en el que se colocan los “paddocks”. Sus propietarios Kate Powers y Didier Rubiolo, ejercieron de perfectos anfitriones y estuvieron muy pendientes de Alberto y Charlene, quien incluso se animó a ponerse una divertida careta con la cara de Kate Powers.

 

null

 

Música en directo, actuaciones, buena comida, banderas americanas por doquier… No faltó nada para sentirse por un día en Estados Unidos. Y como broche final, soplaron las velas de una gran tarta y el soberano monegasco se animó a cantar. Micrófono en mano y con los cuellos de la camisa hacia arriba, Alberto II se arrancó con una canción y su mujer bailó a su lado.

 

null

 

Una de las últimas imágenes que hemos visto de Charlene Wittstock nada tiene que ver con la que nos dejó en esta fiesta. Fue en la boda de la princesa Magdalena de Suecia con Chris O´Neill, a la que asistió en solitario y en la que la sobriedad fue su máxima. Sin embargo en esta celebración del 4 de julio la hemos visto desinhibida, bromista y pasándoselo en grande con su marido.


- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo