01 DICIEMBRE 2012

La tristeza de Carlota Casiraghi tras ser eliminada en el torneo de París

Contó con el apoyo incondicional de su madre, la princesa Carolina de Mónaco, que estuvo consolándola después de no conseguir el resultado que esperaba

Ya sea con un impresionante vestido de noche, con unos sencillos vaqueros o con un tocado digno de una dama Grimaldi, estamos acostumbrados a verla siempre perfecta con su rostro angelical y su impecable estilo. Sin embargo, como todos los demás, Carlota Casiraghi es de carne y hueso y, por eso, hay ocasiones en las que no puede evitar dejarse llevar por sus emociones. La sobrina del príncipe Alberto de Mónaco fue eliminada en una de las pruebas del Master Gucci de París con su caballo Carryduff Z. Durante estos días, Carlota ha estado dando lo mejor de sí misma para conseguir los resultados esperados, sin embargo, hay veces que las cosas no salen como uno espera.

Al comprobar que no había logrado la puntuación que quería y que había sido eliminada, Carlota se derrumbó y no pudo evitar derramar alguna lágrima, que sutil y suavemente se secó con su mano derecha. Nunca habíamos visto así a la hija Carolina de Mónaco y es que, a pesar de que hizo todo lo posible porque los allí presentes no notaran su desilusión, sus esfuerzos fueron en vano. Al bajarse del caballo, Carlota no perdió la compostura ni un sólo instante, pero su rostro, serio y triste, era el fiel reflejo de sus sentimientos.

A pesar de la tristeza, Carlota tuvo a su lado a una de las personas más importantes de su vida, su madre, que intentó calmarla y darle todos sus ánimos para la siguiente prueba. Y es que aunque parece que su belleza proviene de otro planeta, Carlota también es humana...

Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

LAS LÁGRIMAS DE CARLOTA: Al comprobar que no había logrado la puntuación que quería y que había sido eliminada, la sobrina del soberano monegasco se derrumbó y no pudo evitar derramar alguna lágrima, que sutil y suavemente se secó con su mano derecha. 

BELLEZA EN LA PISTA: Nunca habíamos visto así a la hija Carolina de Mónaco. Sin embargo, al bajarse del caballo Carlota no perdió la compostura ni un sólo instante, a pesar de que su rostro, serio y triste, era el fiel reflejo de sus sentimientos 

EL GESTO DE UNA GRAN DAMA: Hay imágenes que hablan por sí solas y que no hace falta describir con palabras. Carlota Casiraghi nos regala, a menudo, este tipo de instantáneas y el campeonato parisino no iba a ser una excepción. 

SU MAYOR APOYO: El amor incondicional de su madre fue lo que necesitaba Carlota para animarse y volver a coger fuerzas para las siguientes pruebas. La princesa Carolina de Mónaco no quiso perder la oportunidad de viajar a París para apoyar a su hija. De nuevo, la hermana del soberano monegasco dió una lección de estilo y elegancia en su justa medida, además de llamar la atención con la original funda de su teléfono móvil. 

NO FUE EL RESULTADO ESPERADO: La amazona más bella del Principado de Mónaco vivió uno de sus días más tristes al ser eliminada en una de las pruebas del Master Gucci 2012 de París. 

DESPUÉS DE LA TRISTEZA...: La bella amazona se convirtió en una atractiva india para participar en una de las pruebas más divertidas del torneo hípico Master Gucci de París. La diseñadora Frida Giannini, directora creativa de la casa italiana, propuso hacer un concurso original y totalmente distinto al que han hecho otros años, y convertirlo en una verdadera fiesta. 

HACIENDO EL INDIO: Carlota se lo pasó de lo lindo a lomos de su caballo, que también lucía plumas y pinturas de 'guerra'. La idea de concursar de esta forma tan original fue de la firma Gucci, que además de patrocinar el evento se encarga de vestir a Carlota en cada uno de sus campeonatos.