Carlota Casiraghi y Alex Dellal, más enamorados que nunca en el concurso hípico de Montecarlo

El príncipe Alberto y Carolina de Mónaco presidieron la ceremonia de clausura del campeonato acompañados por Andrea y Pierre Casiraghi, que no se separó de su novia, Beatrice Borromeo

La pareja se deshizo en caricias y besos


Miradas, caricias, besos... Sobran las palabras para describir las imágenes que nos han regalado Carlota Casiraghi y su novio, Alex Dellal, durante la ceremonia de clausura del Concurso Internacional de Saltos de Hípica que se ha celebrado durante estos días en Montecarlo. La hija de Carolina de Mónaco consiguió el tercer puesto en la clasificación final y además de su más que merecido reconocimiento, recibió el mayor trofeo que podía esperar: un romántico beso de la persona que ocupa su corazón.

En esta ocasión, no sólo con su belleza y 'glamour' consiguió eclipsar a su madre y a sus hermanos, Andrea y Pierre Casiraghi, que acudió acompañado por su novia, Beatriz Borromeo, sino que la naturalidad con la que Carlota y Alex se comportaron durante toda la entrega de premios fue la mejor demostración de que lo suyo no es otra cosa que puro amor.

 Pierre Casiraghi y su novia, Beatrice Borromeo, tampoco se perdieron la ceremonia de clausura del concurso

 
Aunque el príncipe Alberto y Carolina de Mónaco se encargaron de presidir la ceremonia, Carlota ejerció de perfecta anfitriona y no dejó de charlar y reír animadamente con los que se encontraban en el palco desde el que aplaudieron y felicitaron a todos los ganadores de esta nueva edición del torneo. Espectacular con un diseño palabra de honor de color rosa y zapatos dorados de plataforma, Carlota entregó los premios a los jinetes bajo la atenta mirada de Alex que miraba embelesado a su 'princesa'.

Como viene siendo habitual, la princesa Carolina volvió a dar una lección de elegancia y estilo y acudió a la celebración con un impecable look: falda de lentejuelas en tonos dorados y plateados que combinó con una blusa de color 'beige', cinturón a juego y zapatos de tacón alto con incrustaciones de pedrería.

 La princesa Carolina volvió a dar una lección de elegancia y estilo


Una de las grandes ausentes en la ceremonia de clausura fue la prometida de Alberto de Mónaco, Charlene Wittstock. Y es que queda menos de una semana para que la pareja se de el ´sí, quiero'. Todos los monegascos están deseando que el Principado se vista de gala para la esperada boda real, cuyas celebraciones comenzarán el jueves 30 con una recepción para los periodistas en la playa del Hotel Méridien y concluirán el sábado 2 de julio con un espectáculo de fuegos artificiales en honor a los recién casados.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema