23 AGOSTO 2010

Estefanía de Mónaco y Daniel Ducruet animan juntos a su hija, Paulina, en Singapur

Paulina Ducruet, hija de la princesa Estefanía de Mónaco y Daniel Ducruet, ha terminado su participación en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2010, que se celebran en Singapur, en la disciplina de Salto de Trampolín de tres metros de altura, y allí no ha faltado su familia para darle ánimo.

 

null



Podría decirse que su madre ha estado durante toda la competición más nerviosa que ella y así lo demuestran las imágenes, en las que se ve cómo la Princesa aguantaba la respiración mientras su hija realizaba los saltos, para después levantarse de la grada para aplaudir. “Creo que, probablemente, yo estoy más nerviosa que mi hija porque esto significa mucho para ella. Los deportistas que aquí participan son muy jóvenes y están en el comienzo de sus carreras deportivas. Esto es lo que me gusta, que gracias a estos juegos tienen la oportunidad de medir sus talentos”, decía a su llegada a Singapur. También quiso dejar claro que ella estaba allí como cualquier madre, apoyando a su hija y que no quería que nadie la viera como "hija de", sino como a una atleta que está dando sus primeros pasos en las competiciones internacionales y a la que le gustaría llegar lo más lejos posible, pero sobre todo, disfrutar de la experiencia: “Por supuesto que quiere llegar a la final, pero lo que principalmente busca es divertirse y tener la mejor experiencia de su vida, grandes recuerdos y hacer nuevas amistades”.

 



También han estado en la final su padre, que al igual que Estefanía estuvo animando y haciendo fotos a su hija, su hermana pequeña, Camila Gottlieb, y su tío, el príncipe Alberto de Mónaco, que también estuvo allí para apoyar a todos los deportistas del Principado que participaban en estos juegos.

 

null


Paulina, de 16 años, lleva tan sólo cuatro años entrenando y ha conseguido, además de llegar a estos juegos, pasar a la final, donde terminó en 12ª posición. Su sueño es competir en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y parece que si sigue esforzándose como lo está haciendo podría llegar a alcanzar esta meta.

Nos son los únicos espectadores reales de estos Juegos Olímpicos, ya que el príncipe Federico de Dinamarca no podrá asistir a la boda de Nicolás de Grecia con Tatiana Blatnik por asistir a estos juegos, ya que es un miembro del COI (Comité Olímpico Internacional), y Felipe de Bélgica también ha viajado hasta allí para apoyar a los deportistas belgas.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook