Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, concurso de saltos en alta mar

De vacaciones en la Costa Toscana, se lanzaron desde la cubierta familiar del Pachá III, el yate de la princesa Carolina

Pierre Casiraghi y su novia, Beatrice Borromeo, continúan disfrutando del encanto de la costa italiana a bordo del Pachá III, el barco de la princesa Carolina de Mónaco cuyo nombre esta compuesto por las iniciales de sus cuatro hijos (Pierre, Andrea, Charlotte y Alexandra).
La familia está ahora en la costa toscana y estos días, mientras el barco fondeaba en aguas de la isla de Giglio, Pierre y su novia decidieron dejar de tomar el sol y pasar a un entretenimiento más activo, concurso de saltos desde la cubierta superior del yate.

null

Con voltereta y estilo libre

Viendo las fotos parece que ganó Pierre por goleada aunque Beatrice no se quedó atrás. Los dos están en buena forma, no tienen vértigo ni miedo al agua y se lo pasaron en grande con todo tipo de piruetas. Ella se tiró de pie y dando vueltas en el agua. Su novio fue más atrevido y se lanzó de cabeza, también en plancha y acabando de pie e incluso  volteretas en el aire.

null

Pierre, muy profesional mientras Beatrice da vueltas en el aire

La pareja empezó su relación hace un año y Beatrice fue inmediatamente recibida en la familia de su novio como una más. No hace ni dos semanas que la veíamos en Porto Ercole, también en la Toscana, con Carolina y su hija menor, Alejandra. Beatrice pertenece a una aristocrática familia italiana y, al igual que su novio, vive en Milán donde estudia Derecho. Recientemente, el diario Corriere della Sera se refería a ella como la nueva Carla Bruni: “Es elegante, culta, muy inteligente, fascinante, intrigante y no le importa no parecer a todo el mundo simpática”.

null

 

Más sobre

Regístrate para comentar