Diez años después, los Duques de Cambridge reviven el momento en el que se enamoraron