Primera aparición pública del duque de Edimburgo tras su ingreso hospitalario

El duque de Edimburgo, marido de la reina Isabel II del Reino Unido, ha hecho su primera aparición en público después del ingreso hospitalario de esta semana. El duque acudió con su hijo, el príncipe Eduardo, hasta el club Guards Polo Club de Windsor, para ver a su nieta Lady Louise participar en una carrera de carruajes, según publica Daily Mail.  

Pese a su mejoría, el duque de Edimburgo vio la exhibición de su nieta, de 13 años, sentado en el Range Rover, que le llevó hasta Windsor,  una manera mucho más confortable de ver el torneo. El que no se perdió ni un detalle de la actuación de su primogénita fue su padre, el príncipe Eduardo de Inglaterra, que vio a ras de pista, con mucho orgullo la competición de su primogénita acompañado de su otro hijo, Jacobo de Windsor, de 9 años. 

felipe-edimburgo-2

- El príncipe Carlos de Inglaterra, sobre su padre, que está hospitalizado: 'Está mejor'

- 'No puedo aguantar mucho más', bromea el Duque de Edimburgo sobre su retirada

- La última aparición pública del Duque de Edimburgo antes de anunciar su jubilación

El consorte de la reina ingresó el pasado día  21 de junio como "medida de precaución" en la a clínica King Edward VII de Londres por una infección derivada de una afección médica que ya padecía lo que obligó al príncipe Carlos a sustituir a su padre y acompañar a su madre en la apertura del Parlamento. Pese a la estancia clínica de su marido, la monarca no canceló ninguno de sus compromisos oficiales. 

Un día antes de su ingreso médico el duque estuvo en el hipódromo de Ascot y anteriormente participó junto a toda la familia real en el Trooping The Colour, donde se le pudo ver muy pendiente de los príncipes George y Charlotte, los hijos de los Duques de Cambridge. 

El pasado mayo, el palacio de Buckingham anunciaba que Felipe de Edimburgo, que tiene 96 años, se retirará de la vida pública a partir de otoño, una decisión que cuenta con el "completo apoyo de la reina". Tras conocerse la noticia, el matrimonio real acudió a un acto en el que el duque, con su característico sentido del humor, aseguraba que era una pena que se 'jubilara': "No puedo aguantar mucho más". 

Más sobre

Regístrate para comentar