Camilla habla sobre la vida 'real', sobre su matrimonio con el Príncipe y sobre el tiempo en el que 'no podía ir a ninguna parte'

Por primera vez en una entrevista la Duquesa de Cornualles ha puesto de manifiesto las dificultades con las que tropezó al unirse a la Familia Real revelando su fuerte carácter y su actitud positiva a seguir adelante

La  Duquesa de Cornualles ha dado su primera entrevista sobre la vida en la Familia Real británica en la que revela su fuerte carácter y su actitud positiva para seguir adelante. En declaraciones exclusivas a You Magazine para Mail on Sunday, tan sólo unos meses antes de su 70º cumpleaños el próximo 17 de julio, Camilla ha hablado abiertamente acerca de los obstáculos a los que se enfrentó cuando se casó con el príncipe Carlos, así como de la presión de los medios de comunicación y la hostilidad de la opinión pública después de la muerte de la princesa Diana. La Duquesa también ha destacado la idílica niñez y el apoyo familiar y de los buenos amigos, que han sido fundamental para superar las dificultades de una existencia con la realeza.

camilla-1zVER GALERÍA

Carlos y Camila: 10 años casados y toda una vida de amor

Cada vez más británicos quieren que Camilla ostente el título de Reina consorte cuando el príncipe Carlos asuma el trono

La Duquesa ha confesado lo complicado que fue a nivel personal para ella y el Príncipe hacerse pareja por segunda vez. Después de su romance en los años setenta tras conocerse en un partido de polo, el destino los separó: el príncipe Carlos fue llamado a sus deberes navales en el extranjero y Camilla se casó con Andrew Parker Bowles. Reavivar su relación tres décadas después fue un verdadero reto, ya que el público era inicialmente contrario a su unión.

Se casaron finalmente en 2005 y ahora, transcurridos doce años de su matrimonio con el Príncipe de Gales y toda una vida de amor, la Duquesa de Cornualles ha admitido que hubo un tiempo en el que “no podía ir a ninguna parte”, que durante un año estuvo prisionera en casa para evitar a la prensa implacable: “Realmente no podía ir a ninguna parte. Fue horrible. Fue una época profundamente desagradable, que no le desearía ni a mi peor enemigo”.

camilla-g3-4zVER GALERÍA

No podría haber sobrevivido a aquellos terribles días sin el apoyo de los suyos. De sus hijos, Tom y Laura, fruto de su primer matrimonio; de sus hermanos Annabel y Mark Shand, y de algunos buenos amigos. Afortunadamente, las cosas han vuelto a la normalidad. Han sido aceptados por la sociedad británica, ya tienen el aprobado como matrimonio y como Heredero de la corona y su Consorte y la Duquesa cumple ejemplarmente con sus obligaciones oficiales. Un total de 200 compromisos al año, incluyendo viajes al extranjero con su marido, con la calidez y la amabilidad que la caracterizan.

No hay tiempo para el agotamiento: “Hay mañanas en que uno piensa que no va a llegar, pero que no tiene otra opción. En el momento que uno para, es como un globo que se queda sin aire y cae. La adrenalina nos mantiene en alto”. Tampoco hay espacio en su vida para el desánimo. La Duquesa no es del tipo de persona de queja fácil. Es optimista por naturaleza y el humor es su mejor arma para seguir adelante y tomar cada día como viene. Porque en el mañana, incluido el del futurible ascenso al trono del príncipe Carlos, prefiere no pensar.

Más sobre

Regístrate para comentar