¿Princesa Meghan? No, no es posible

Muchos desean ver al príncipe Harry pasar por el altar y por eso ha comenzado la búsqueda de un posible título para la actriz estadounidense

Desde que el propio Harry de Inglaterra confirmara a través de un comunicado del Palacio de Kensington su relación con Meghan Markle, en el Reino Unido se espera la primera fotografía oficial de la pareja junta y, sobre todo, el anuncio de un compromiso oficial. Mientras su relación avanza, a pesar de haber pasado unas semanas separados por miles de kilómetros, otra pregunta ha comenzado a circular por el país… ¿Qué título recibiría la actriz? No, no sería la princesa Meghan.

Meghan MarkleVER GALERÍA

No fue hasta las 8 de la mañana del 29 de abril de 2011, cuando faltaban horas para que Guillermo y Catherine se dieran el “sí, quiero”, cuando la Casa Real hizo público el título que llevaría la pareja después de su matrimonio. El príncipe Guillermo pasó a ser Su Alteza Real Duque de Cambridge, Conde de Strathearn y Barón de Carrickfergus y su esposa recibió el de Su Alteza Real Duquesa de Cambridge. Así que siguiendo esta tradición la intriga se mantendría hasta el final, sin embargo, en la historia hay algunas pistas.

El príncipe Harry y su viaje de casi 3000 kilómetros para ver a Meghan Markle

Así imagina su futuro Meghan Markle

Aunque algunos han comenzado a hablar de la “futura princesa” –sin ir más lejos el Primer Ministro de Antigua y Barbuda durante la reciente gira de Harry por el Caribe-, lo cierto es que Meghan –cuyo nombre está muy extendido en Estados Unidos, Canadá y Australia y al parecer sus orígenes están en el diminutivo gales de Margaret- no vería nunca su nombre precedido de un “princesa”.

Familia RealVER GALERÍA

En principio, en esta Casa Real solo son príncipes y princesas aquellos que nacen dentro de la familia Windsor por línea paterna, como lo son los príncipes Guillermo y Harry, las princesas Eugenia y Beatriz de York o los príncipes George y Charlotte de Cambridge. En ese sentido, es para ellos para quienes está reservado el privilegio de ver su nombre precedido del título de príncipe o princesa. Aunque en esto también hay excepciones como los son los hijos de los Condes de Wessex, para los que se dispuso -incluso antes de que nacieran- de que aunque les perteneciera el título de príncipes británicos llevarían el título propio de los hijos de un conde por eso son Lady Luisa Windsor y Jacobo, vizconde Severn, título subsidiario de su padre.

Por tanto, igual que Catherine no es princesa o Sara Ferguson nunca lo fue, Meghan Markle no lo será. El caso de Diana fue distinto, ya que ella sí fue Princesa de Gales hasta su muerte al casarse con el Heredero de la Corona británica. Aún con todo, no es estrictamente correcto –ya que no es princesa por nacimiento- el referirse a ella como "princesa Diana". De hecho, la Casa Real se refiere a ella siempre como "Diana, Princesa de Gales", un título que algún día podría llegar a recibir la Duquesa de Cambridge, cuando el príncipe Guillermo ocupe el primer puesto en la línea de sucesión. Aunque esto no es automático al ascender el progenitor a la Corona, ya que es un título que depende de la voluntad del soberano.

nullVER GALERÍA

Llegada la boda del segundo hijo del príncipe Carlos sería la Reina quien otorgue a su nieto un título de la nobleza, título que llevaría también su esposa. Si se sigue la tradición esto será una incógnita hasta el día de boda, sin embargo, hace unos años se dieron ya algunas pistas que apuntaban a Harry como futuro Duque de Sussex, un título que no se usa desde 1843 tras el fallecimiento sin descendencia legítima del príncipe Augustus Frederick, sexto hijo del rey Jorge III, para el que fue creado el título.

Duquesa de Cornualles y CatherineVER GALERÍA

El Ducado de Sussex se barajó por primera vez en 1999, antes de la boda del príncipe Eduardo con Sofía, para los que finalmente la Reina optó por el título de Condes de Wessex. En el 2011, antes de que se revelara que Guillermo y Catherine serían los nuevos Duques de Cambridge, se volvió a mencionar esta opción. Fue entonces cuando algunos medios británicos publicaron que este título se lo había prometido la Reina a su nieto Harry en el momento de su boda. Cabe por tanto esperar que llegado el "sí, quiero", Meghan recibiera el título de Duquesa con tratamiento de Alteza Real, igual que las Duquesas de Cambridge o Cornualles, un rango similar al de una princesa por matrimonio en otras monarquías europeas.

Más sobre

Regístrate para comentar