Una broma detrás del último retrato oficial de Isabel II y el príncipe Carlos

La fotografía fue tomada instantes después de que el Heredero le hiciera una gracia a su madre, quien trataba de contener la risa en el mismo momento del 'clic'

Un clic: un solo instante y toda una historia detrás. Al menos así ha sido en la última fotografía publicada por Clarence House hace unos días para cerrar este año de celebraciones con motivo del 90º cumpleaños de Isabel de Inglaterra. El retrato oficial de la soberana y su heredero tiene algo especial que no tiene ningún otro para el observador que nada sabe o, lo que es lo mismo, capta un momento único entre madre e hijo para el que lo sabe todo. Y es que, eso aseguran a Daily Mail los testigos presenciales de la sesión fotográfica, el príncipe Carlos le había hecho un comentario jocoso a la reina Isabel, que luchaba por contener la risa.

La broma, de ser cierta, daría un nuevo sentido a la mirada clavada al frente de la Reina, que apoya sus manos sobre el regazo de su vestido de color aguamarina con brocado gris perla, obra de su diseñadora de cabecera, Angela Kelly, y a la sonrisa divertida, tal vez socarrona, del Príncipe de Gales, de traje y pajarita, que coloca una mano en la espalda de su madre, sentanda en una silla con filigrana de oro.

queen-VER GALERÍA

La instantánea fue tomada en la sala blanca del Castillo de Windsor el pasado mes de mayo. La reina Isabel llegó con retraso debido a la demora del Royal Windsor Horse Show, el compromiso justo de antes del posado, y disponía de muy poco tiempo para vestirse para la cena justo de después. El fotógrafo Nick Knight debía hacer en sólo tres minutos una foto para la posteridad. Experiencia no le faltaba para superar el reto: ha colaborado con diseñadores como John Galliano y Alexander McQueen y ha expuesto su trabajo en el Museo Victoria & Albert y la Galería Saatchi.

Y así fue. A pesar de la urgencia todos parecen encantados con el resultado. Comenzando por los propios protagonistas: “Muestra verdadero afecto entre ellos. Se aprecia el buen humor entre madre e hijo. Cabe esperar que el retrato aparezca enmarcado en uno de los palacios en poco tiempo”, declaró una fuente de Palacio a Daily Mail. Y siguiendo por los demás ingleses, tanto los que pretenden el relevo en el trono como los que desean que Isabel II siga ciñendo la corona por muchos años. Todos contentos.

Más sobre: