El Príncipe William y la Duquesa Kate recordaron el momento en el que se enamoraron en su última cena en Nueva York

Los Duques de Cambridge cerraron su gira por Nueva York en una cena ofrecida para recaudar fondos para la universidad donde se enamoraron

Se trató del último evento para el príncipe William y la Duquesa Kate durante su viaje de tres días en Nueva York, y fue nada más y nada menos que un evento para recaudar fondos para la universidad donde se conocieron y se enamoraron años atrás. El príncipe William y su esposa fueron recibidos como invitados de honor en la cena por el aniversario número 600 de la Universidad de St Andrews. Durante su última noche en la “Gran Manzana” todos los ojos estuvieron puestos en Kate, quien deslumbró con su aparición más glamorosa de la visita real.

Puedes hacer click sobre la foto para ver la galería de imágenes


Sin defraudar, la Duquesa iluminó el evento realizado en el Metropolitan Museum of Art, donde los tickets para los invitados tuvieron un precio de hasta 10.030 dólares por persona, llevando uno de sus atuendos favoritos. La esposa del príncipe William lució su espléndido vestido de seda azul de Jenny Packham que hacía su tercera aparición con él en poco más de un año. El corte del vestido le ha dado a los espectadores la visión más clara de su crecida panza de embarazo, que hasta ahora se había mantenido bastante oculta bajo las prendas holgadas que estaba utilizando.

Los accesorios elegidos para acompañar el vestido fueron unos pendientes de diamantes y esmeraldas, que ayudaron a que ganara la aprobación de la multitud neoyorquina que había esperado en la calle para un breve vistazo de William y Kate.

Entre las 450 personas invitadas que esperaban saludar a la pareja real se encontraba la princesa Eugenia, que ahora vive en Nueva York, Oliver Sarkozy acompañado por su novia Mary-Kate Olsen y la editora de Vogue, Anna Wintour. Tom Hanks, cuya hija fue a St Andrews, tenía previsto proponer un brindis en el evento, pero tuvo que retirarse por motivos personales y fue reemplazado por el comediante y presentador de televisión Seth Meyers.




El príncipe William, que fue el patrón de la campaña de recaudación de fondos del aniversario número 600, habló con entusiasmo de su tiempo en St Andrews. "Yo no tengo que decirles a todos ustedes cuánto St Andrews significa para mí y Catherine", expresó el segundo en la línea de sucesión al trono británico. Tan enamorados como el primer día se vio a los Duques de Cambridge compartiendo sonrisas y miradas que dicen más que mil palabras. Tomados de la mano han compartido una lindísima velada que seguramente les habrá hecho recordar aquellos tiempos en los que fueron jóvenes universitarios.

Dirigiéndose hacia la directora Louise Richardson, continuó, "No hace falta decir a los que se encuentran en esta sala que la educación que recibimos allí fue de primera clase. Louise, puede que tenga que no oír esto pero se dice a menudo entre los estudiantes de pregrado de St Andrews que uno deja la universidad en alguno de estos dos estados: casados o siendo un alcohólico".

“Afortunadamente para Catherine y para mí terminamos casados. Para aquellos de ustedes que son padres de estudiantes universitarios en este momento, les doy un consejo, pregunte a su hijo o hija durante las vacaciones si saben lo que Ma Bells es. Si responden que sí, tal vez lo conveniente sería sacar las copas de vino de su alcance".




Luego agregó: "Para Catherine y para mí, éste siempre será un lugar muy especial del que tenemos los más cálidos recuerdos de nuestro tiempo allí como estudiantes universitarios y de los amigos que hicimos".

Más temprano ese mismo día, la duquesa de Cambridge optó por no acompañar a su esposo durante la visita oficial al Empire State Building, eligiendo en su lugar descansar un tiempo antes de la cena ya que luego tenía por delante el largo vuelo a casa para reencontrarse con su hijo el pequeño príncipe George.

Más sobre

Regístrate para comentar