15 SEPTIEMBRE 2013

La Duquesa de Cambridge, gran ausente en la boda de unos amigos

Prefirió quedarse en casa cuidando de su pequeño George, mientras los príncipes Guillermo y Harry y Pippa Middleton acudían al enlace de James Meade y Lady Laura Marsham

null
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA


La alta sociedad británica volvió a vestirse con sus mejores galas para celebrar por todo lo alto el enlace de James Meade y Lady Laura Marsham. Grandes amigos de los Duques de Cambridge y el príncipe Harry, los novios se dieron el 'sí, quiero' en una ceremonia que fue oficiada en la iglesia parroquial de St. Nicholas en Gayton, Norfolk. El campo, las flores, los niños correteando... Esta celebración de cuento de hadas comenzó cuando la novia llegó al templo acompañada de su padre, Julian Marsham, octavo Conde de Romney, que estaba muy emocionado y miraba orgulloso a su hija.

En su día más especial, Lady Laura estaba radiante con un precioso diseño de escote corazón con cuerpo de encaje de media manga de color marfil, que combinó con una tiara de pequeños brillantes en la que iba sujeto el largo velo. En cuanto al ramo de novia, se decantó por un estilo clásico pero muy elegante y eligió rosas blancas.


La lista de invitados no pudo ser más selecta. El príncipe Guillermo, que hizo un 'paréntesis' en su papel de papá para acudir a esta gran boda, se mostró de lo más sonriente al llegar a la iglesia, al igual que su hermano, el príncipe Harry, que este domingo ha cumplido  29 años. Ninguno de los dos hermanos acudieron con sus respectivas parejas.
La Duquesa de Cambridge, que hace unos días deslumbró en su primera aparición de gala después del nacimiento de su primogénito, el príncipe George, prefirió quedarse en casa descansando y cuidando de su pequeño, mientras que no hubo ni rastro de Cressida Bonas.


Debido a estas destacadas ausencias, todas las miradas fueron a parar a Pippa Middleton, que nunca se pierde este tipo de bodas. La hermana de la Duquesa de Cambridge, a la que tampoco vimos acompañada de su novio, Nico Jackson, el corredor de bolsa de 35 años que ha conquistado su corazón, se decantó por un elegante vestido azul de encaje, a juego con sus zapatos de tacón y su original tocado, adornado con una pluma de pavo real. Pippa se mostró en todo momento muy alegre y sonriente y estuvo charlando animadamente con todos los demás invitados que acudieron al enlace.
 


Fueron muchos amigos los amigos que quisieron arropar a James y a Laura en su día más especial. Entre ellos, se encontraban Alice van Cutsem, a cuya boda acudieron los Duques de Cambridge en el verano de 2009, Jecca Craig, Melissa van Straubenzee, que fue una de las invitadas que más llamó la atención con un precioso y vaporoso vestido azul, Lady Sarah McCorquodale, hermana mayor de la fallecida Diana de Gales, Olivia HuntRosie Meade, hermana del novio, o Mark Tomlinson y Laura Bechtolsheimer, que contrajeron matrimonio el pasado mes de marzo en los Alpes suizos.

 


Simpáticos, vivarachos... Los pajes y damitas de honor se convirtieron en los otros grandes protagonistas y protagonizaron las instantáneas más divertidas del enlace. Las niñas estaban monísimas con vestiditos de color blanco, coronas de flores y pequeños ramos, mientras que los niños llevaban camisa blanca y pantalón de color azul cielo, a juego con el fajín.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook