Los Duques de Cambridge muestran las primeras fotografías de su hijo George

Las instantáneas se han distribuido un día antes de que el pequeño cumpla un mes

 

null

 

Apenas un día antes de cumplir un mes, el príncipe George ha debutado ante el gran público. Los Duques de Cambridge han mostrado las primeras imágenes del pequeño, unas fotografías oficiales distribuidas por la Casa Real inglesa que muestran lo mucho que ha crecido el niño en estas semanas (nació el pasado 22 de julio). Las fotos han sido tomadas por Michael Middleton, padre de Catherine, y es que los Duques y su hijo están pasando estas primeras semanas en la casa de los padres de la Duquesa en Bucklebury, Berkshire. En ellas se ve a George envuelto en una mantita, bien protegido en brazos de su madre, y también a Lupo, la mascota de Guillermo y Catherine que posa como uno más de la familia.

 

 

Un bebé 'travieso y peleón'

Se han conocido además algunos fragmentos de la primera entrevista oficial del príncipe Guillermo tras ser padre, en los que aseguró a Max Foster, de la CNN, que su hijo es un poco “travieso”. “Me recuerda a mi hermano y a mí cuando éramos pequeños, no estoy seguro, pero está muy bien. Está creciendo muy rápido. Pero es un poco peleón, trata de escaparse y no le gusta demasiado irse a dormir”. Dado que los recién nacidos se despiertan mucho por la noche, el Príncipe aseguró que es su mujer quien se levanta para atenderle y admitió, bromeando, que está deseando volver a su puesto como piloto de rescate de la RAF. “Como muchos padres sabrán, estoy deseando volver al trabajo para dormir un poco. Así que espero que el primer cambio por el que tendré que pasar será no tenerme que levantar por la noche”.

Sentado con el periodista en los jardines del palacio de Kensington, Guillermo de Inglaterra no pudo evitar reirse cuando recordó el momento en que salieron del hospital para ensañar al bebé por primera vez. Como cualquier padre primerizo sabe, estás feliz de mostrar a tu hijo y proclamar que es el más guapo y el mejor en todo. Es genial que la gente quiera ver a George, estoy encantado de que no estuviera llorando todo el tiempo” dijo con una carcajada. También cuando salieron del hospital se le vio colocando la sillita del niño en el coche, un “trabajo” que parecía dominar a la perfección. “Era mi primera vez y sé que se ha especulado con esto. Tuve que practicar, lo hice. Estaba aterrorizado al pensar que se iba a caer o que la puerta no iba a cerrar bien”.


Fue él mismo quien condujo el coche hasta casa tras abandonar la clínica. “Soy tan independiente como quiero, lo mismo que Catherine y Harry. Hemos crecido de forma distinta a otras generaciones y soy de la opinión de que lo que pueda hacer por mí mismo, lo quiero hacer. Hay veces en que no puedes hacer ciertas cosas y se hace cargo el sistema establecido o es inapropiado hacer las cosas de forma diferente. Pero creo que llevar a tu hijo y tu mujer en coche a casa era importante para mí”. Una de las tradiciones de la paternidad que no pudo evitar fue la de cambiar el primer pañal. “Lo hice, es como lograr una medalla. No me permitieron librarme. Tenía a las comadronas mirándome y diciendo: Hazlo, hazlo”.

Guillermo dijo que Catherine está haciendo un “trabajo fantástico” con su hijo y que su prioridad ahora es su familia. El próximo mes dejará su puesto como piloto en Anglesey, después de tres años. “Catherine y ahora el pequeño George son mi prioridad y Lupo” comentó con una sonrisa. Este último, el Cocker Spaniel de la pareja, parece haberse adaptado bien a la llegada del bebé a la familia. “Lo está llevando bien. Como mucha gente sabe, si tienes un perro y traes a un recién nacido hay un periodo de adaptación, pero se ha adaptado muy rápido”.

Una de las cosas que el príncipe Guillermo quiere compartir con su hijo es la pasión por la conservación de la fauna de África e inculcarle esa pasión por preservar especies en peligro, como su padre, el príncipe Carlos, hizo con él. “Tengo elefantes y rinocerontes de juguete en la habitación. Los cubriremos con plantas y cosas así, para que crezca como si estuviera en el bosque”. Bromeando una vez más, respondió así a la pregunta de si George continuará con el legado de la Familia Real en el continente africano. “Por el momento, el único legado que le quiero transmitir es que duerma más y quizá no tener que cambiarle el pañal tan a menudo”. En sus palabras se puede comprobar lo feliz que está el nieto de Isabel II, que describió así sus sentimientos como padre. “Las últimas semanas han sido una experiencia emocional diferente, algo que nunca pensé que sentiría. Y creo, aunque aún ha pasado poco tiempo, que muchas cosas me afectan de modo diferente ahora”.

 

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema