23 JULIO 2013

Los Duques de Cambridge presentan a su hijo: 'Tiene un buen par de pulmones'

El bebé, que pesó al nacer 3,798 kilos, es tercero en la línea de sucesión al trono y recibe el tratamiento de 'Su Alteza Real' y el título de 'Príncipe de Cambridge'

null

 

Por fin conocemos al hijo de los Duques de Cambridge. La duquesa Catherine ha abandonado la maternidad de St. Mary, en torno a las 19:10 hora local (20:10 hora española), y lo ha hecho muy sonriente y con su pequeño en brazos, el Príncipe de Cambridge, al que miraba embelesada una y otra vez. Tan solo un día después de convertirse en padres por primera vez, el príncipe Guillermo y la duquesa Catherine han presentado a su bebé ante los cientos de periodistas apostados frente a la entrada del ala Lindo del hospital, viendo así recompensado su espera de más de tres semanas.

 

null

 

La pareja, que ha salido muy sonriente del hospital, se ha visto superada por la emoción de ver a tanta gente esperándoles, aún así, el Príncipe ha querido agradecer el cariño mostrado y ha sido él quien ha tomado la palabra, mientras Kate acunaba suavemente en sus brazos al pequeño, quien iba envuelto en una clásica toquilla. "Gracias a Dios se parece a su madre" afirmaba Guillermo, quien rápidamente ha cogido a su hijo para mostrarlo orgulloso ante la prensa. "No, no, no, yo no estoy muy segura de eso" apuntaba Catherine, quien ha elegido para su salida un vestido azul celeste con pequeños lunares blancos del diseñador Jenny Packham.

 

 

"Ha sido muy emotivo. Cualquier padre conocerá como es este sentimiento" comentaba la primeriza mamá a la prensa. Guillermo, por su parte, y dejando patente su cercanía y su buen humor ha señalado: "Tiene un buen par de pulmones" dejando claro que el bebé, quien ocupa ya la tercera línea de sucesión al trono británico, les ha mostrado su fortaleza a la hora de llorar.

En cuanto al nombre, ni el padre, ni la madre, nos han despejado las dudas, ya que aún no lo tienen demasiado claro: "Estamos trabajando en ello" aclaraba Guillermo. Aunque sí que dejaron claro, quien cambió el primer pañal: "Guillermo le hizo el primer cambio" afirmaba Kate entre risas.


Tras hablar del bebé, del que ha señalado que era un niño muy grande y pesado, ya que él era el que le sostenía en brazos, el hijo del príncipe Carlos y la princesa Diana, ha terminado la comparecencia agradeciendo el trabajo de los periodistas: "Ahora podréis volver a la normalidad". Momento en el que el Príncipe y la Duquesa junto a su hijo se han introducido de nuevo en el interior del hospital para cinco minutos después abandonar el centro médico, por esa misma puerta, rumbo al palacio de Kensington, donde al menos pasarán esta noche y donde esperan a la pareja, la hermana de la Duquesa, Pippa Middleton y su novio, Nico Jackson.  

Con el precioso bebé atado en la sillita de seguridad de la marca Britax, que la pareja eligió por haber recibido un premio a su seguridad y que puede ser adquirida por algo más de 90 euros, y que el Príncipe ha colocado con mimo en el asiento de atrás de un Ranger Rover conducido por un chófer y al que Guillermo ha acompañado en el asiento del copiloto, mientras Catherine se acomodaba junto al pequeño en la parte trasera del automovil.

 

 

El príncipe, que ha elegido para esta multitudinaria salida una camisa azul a conjunto con el vestido de su esposa, ha resoplado aliviado tras colocar satisfactoriamente la sillita de su hijo, pues no es del todo fácil, y él ha demostrado ser todo un experto.

Al contrario que la llegada del bebé, la cual se conoció 15 horas después del ingreso de Kate, la salida de la Duquesa y el pequeño no se ha hecho esperar.El hijo de la pareja nació ayer a las 16:24 hora local (17:24 hora española) en la privada ala Lindo del Hospital de St Mary en Paddington (Londres) ante la orgullosa mirada de su padre. "No podríamos estar más felices", fueron las palabras del príncipe Guillermo a las pocas horas de su llegada al mundo tras casi once de parto natural. El anuncio oficial no se realizó hasta cuatro horas después para que la pareja pudiera disfrutar del momento en la intimidad.

 

null

 

Las fotos de su salida se aguardaban con la misma expectación que las protagonizadas en su día por la princesa Diana abandonando el mismo centro médico: primero con el príncipe Guillermo y después con el príncipe Harry. Diana de Gales salió también sonriente de la maternidad con su hijo mayor, que llegó al mundo el 21 de junio de 1982 a las 9 de la noche, en su regazo y acompañada por su feliz marido, el príncipe Carlos. Dos años después volvió a repetirse la imagen de la feliz pareja dejando el hospital (sólo los trajes y los peinados diferentes advertían del distinto momento) esta vez con el príncipe Harry en brazos, que nació el 15 de septiembre de 1984.

 

 

Ahora todos estamos pendientes del nombre. La Casa Real no ha revelado todavía cómo se llamará el pequeño, pero los británicos ya tienen sus nombres favoritos: James, George, Henry y, como posible segundo nombre, en honor al abuelo, Charles. El bebé, tercero en la línea de sucesión al trono, desplazando el príncipe Harry a cuarta posición y al Duque de York a quinta, recibirá el tratamiento de Su Alteza Real y el título de Príncipe de Cambridge por un decreto de la Reina a principios de este año, aunque no será soberano hasta dentro de medio siglo o más.

Ipad



Horóscopo

HELLO! TV

HELLO! TV

No te pierdas los mejores videos en HELLO! TV Online