20 JUNIO 2013

Todos los detalles del nacimiento del hijo de los Duques de Cambridge

Duquesa de Cambridge

 

Todo está más que pensado y dispuesto para la llegada al mundo del bebé más esperado de todo Reino Unido... y del mundo. La Duquesa de Cambridge planea un parto natural, en lugar de una cesárea electiva como muchas celebridades, en el mismo centro médico en el que la princesa Diana diera a luz al príncipe Guillermo en 1982 y al príncipe Harry en 1984: el hospital St. Mary en Paddington, Londres. El bebé, que se convertirá en tercero en la línea al trono, nacerá "a mediados de julio" -según una fuente de Hello!, versión inglesa de la revista ¡Hola!- en la privada ala Lindo de la clínica.

A pesar de los rumores generalizados de que la futura mamá espera una niña, portavoces de palacio insisten en que son pura especulación: "El Duque y la Duquesa no saben el sexo de su bebé, y no quieren saberlo", aseguró un asistente de la Casa Real. Así que hasta el momento de la verdad no sabremos si la criatura en camino es niño o niña: "Cuando el pequeño o la pequeña nazca, se hará público el anuncio de su nacimiento, incluyendo el sexo, el peso y la hora, en un caballete en el patio de entrada al Palacio de Buckingham". Y aún tendremos que esperar algo más para saber el nombre elegido. Lideran las quinielas de apuestas los nombres de Alexandra y Charlotte, seguidos de los tres de siempre Diana, Elizabeth y Mary para niña, y los de George, Charles, Philip y James para niño: "El nombre del bebé se dará a conocer en una fecha posterior".

También se ha revelado que el ginecólogo Marcus Setchell supervisará el nacimiento del nuevo Windsor. El doctor Setchell condujo también los dos partos de la Condesa de Wessex, a quien sigue tratando desde su embarazo ectópico en 2001. El ala Lindo, de uno de los hospitales punteros de Londres, ha albergado anteriormente los nacimientos de varios bebés reales incluidos Peter y Zara Phillips. Según el sitio web del hospital, un paquete de parto normal cuesta casi 6.000 euros durante las primeras 24 horas, superando los 7.500 durante las primeras 24 horas de un parto por cesárea y los 12.000 por dos noches.

  

Duques de Cambridge

 

El príncipe Guillermo piensa estar al lado de su esposa durante el parto. Parece determinado a no perderse otro de los momentos más importantes de su vida, ya sea "a las buenas o a las malas", siguiendo los pasos de su padre, el Príncipe de Gales, que rompió la tradición real para estar con su esposa, la princesa Diana, en los nacimientos de sus dos hijos. Pero la prensa inglesa apunta que, ante la posibilidad de que cuando nazca el bebé el príncipe Guillermo se encuentre de servicio en el norte de Gales, donde aún trabaja como piloto de búsqueda y rescate para las Reales Fuerzas Aéreas en Anglesey, la Duquesa quiere asegurarse de que podrá contar con el apoyo de su familia a su alrededor. Lo que es seguro es que después del nacimiento, el papá se tomará las dos semanas legales de baja por paternidad que le corresponden. La duquesa Catherine ya se encuentra desde el fin de semana pasado de baja, que se prolongará varios meses después de la llegada del bebé, aunque no se sabe con certeza por cuánto tiempo.

Parece seguro en cambio que la Duquesa se trasladará a la residencia familiar de los Middleton, su antiguo hogar en Berkshire, cuando el príncipe Guillermo se reincorpore. Además, la situación estratégica de la casa, aislada en el campo, le proporcionará a la mamá y a su recién nacido más privacidad y tener cerca a Carole, que tiene otros dos hijos, Pippa y James Middleton, le será de inestimable ayuda.