31 MARZO 2013

La originalidad y colorido de las damas de la Familia Real inglesa en Windsor

Un año más, la reina Isabel II y su marido, el Duque de Edimburgo, presidieron la tradicional misa de Pascua acompañados de las princesas Beatriz y Eugenia que acudieron con su padre, el príncipe Andrés, además de los condes de Wessex y la pequeña Lady Louise

null


Ni el príncipe Carlos de Inglaterra y su mujer, la Duquesa de Cornualles, ni los Duques de Cambridge, ni el príncipe Harry, ni la princesa Ana ni su marido, el capitán Timothy Laurence... Un año más, ninguno de ellos ha acompañado a la reina Isabel II en el servicio de Pascua que se celebra tradicionalmente en el castillo de Windsor, sin embargo, han sido los demás miembros de la Familia Real inglesa los que han llenado su vacío y han conseguido que apenas se notara su ausencia.

Como cada año, las princesas Beatriz y Eugenia causaron sensación con su elegante estilo y sus tocados perfectamente conjuntados con los colores de sus vestidos y abrigos, pero hay que resaltar que en esta ocasión la que se llevó todas las miradas fue Sophie, la condesa de Wessex, que eligió un tocado de lo más llamativo que imitaba el plumaje de un pavo real.


Las tres damas reales se decantaron por los tonos azules aunque cada una le dio su toque personal a su outfit, como en el caso de la princesa Eugenia, que se decantó por un vestido rosa pastel para ir a juego con su abuela, la reina Isabel, que eligió esa tonalidad para todo su estilismo. Eso sí, menos su complemento favorito para la mayoría de sus actos públicos: el bolso de piel de color negro del que nunca se separa.

 
Siguiendo la tradición, la Familia Real inglesa volvió a reunirse en Windsor para asistir a la Misa de Pascua en la capilla de San Jorge, donde tras finalizar el servicio la reina Isabel II de Inglaterra fue sorprendida por un grupo de niños que quisieron mostrarle su cariño regalándole preciosos y coloridos ramos de flores, además de alegrarse por la mejoría de su estado de salud.

Cabe recordar que a principios de este mes, la soberana tuvo que cancelar algunos actos de su agenda oficial después de que fuera ingresada en el hospital King Edward VII de Londres debido a una gastroenteritis. Pese a que a las 24 horas recibió el alta, la noticia tuvo una enorme repercusión debido a que fue la primera vez en 20 años que la reina Isabel anuló un compromiso oficial por motivos de salud. 



Recuperada de sus dolencias, la soberana, que el próximo 21 de abril cumplirá 87 años, se ha puesto manos a la obra y ha retomado su agenda cumpliendo rigurosamente con todos sus actos programados: la semana pasada la vimos con la Duquesa de Cambridge celebrando el 150º aniversario del metro de Londres y, días después, cumpliendo con la tradición del Maundy Service, el servicio religioso que celebra todos los Jueves Santo y en el que visita una abadía, catedral o iglesia de Reino Unido para premiar y reconocer su labor durante todo el año.



Además de las princesas Beatriz y Eugenia, en estos últimos años ha sido otra de las nietas de la reina Isabel la que ha acaparado parte de protagonismo. Lady Louise, hija de los condes de Wessex, que guarda un gran parecido físico con su abuela, no se separó un instante de su madre y también aprovechó para charlar animadamente con los niños que se acercaron a la salida de la capilla para saludarles. Con un abrigo de cuadros con cuello y botones negros que ya ha llevado en anteriores ocasiones, la pequeña, que ya tiene nueve años, disfruta de lo lindo acompañando a su familia en este tipo de eventos en los que siente el cariño y admiración de sus conciudadanos.

Los gemelos Holly y Poppy Alden, de cinco años, fueron algunos de los afortunados que pudieron hablar con la soberana británica durante unos minutos. "Le dije: 'Feliz Pascua, Majestad' e hice una reverencia", dijo Poppy. "Ha sido algo muy especial tanto para nosotros como para los niños. Será un recuerdo inolvidable", confesó su madre. Daniel Phillips, de siete años,  viajó a Windsor desde Cornualles con su hermano y sus padres para ver a la Familia Real en carne y hueso. "Le di un ramo de flores y me dio las gracias. Estaba muy nervioso porque ella es la reina...", declaró emocionado.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo