La Duquesa de Cambridge reaparece radiante tras su ingreso hospitalario

Kate Middleton asistió a la entrega de los premios personalidad deportiva del año de la BBC

Parece que la tormenta ya pasó y la vida continúa mejor que nunca para la Duquesa de Cambridge, quien retomó anoche su agenda oficial, después de anunciar que está esperando su primer hijo y abandonar el hospital en el que tuvo que ser ingresada por las molestias de su embarazo. Kate Middleton reapareció en solitario, y lo hizo en los premios del deporte que entrega la cadena BBC, donde entregó el galardón estrella de la noche, a personalidad deportiva del año, que recayó en el ciclista británico Bradley Wiggins, por delante de la atleta Jessica Ennis y el tenista Andy Murray, que fueron el segundo t tercero más votados

 

Kate Middleton

 

La Duquesa ejerció de maestra de ceremonias, como embajadora oficial de los equipos olímpicos y paralímpicos del Reino Unido, y consiguió acaparar la atención más que los propios premiados de la noche.

 

Kate Middleton

 

Con un vestido de color verde botella de Alexander McQueen, con una abertura que dejaba ver sus piernas, y el pelo suelto, fue acompañada por el príncipe Guillermo y su participación en este evento, uno de los más importantes galardones deportivos del Reino Unido, que fue seguido en directo por más de 15.000 espectadores. Ella llegó al final de la gala, que duró dos horas y media, ya que, según apuntan los medios británicos, basándose en fuentes cercanas a la Casa Real, todavía se está recuperando y no está lista para asistir a eventos de larga duración.

 

null

 

La Duquesa fue la encargada de entregar también el premio honorífico a todo una vida deportiva al ex atleta Sebastian Coe, presidente del comité organizador de los Juegos Olímpicos Londres del pasado verano, y para ello compartió escenario con David Beckham, quien presentó el galardón.

Hace casi dos semanas, el pasado 7 de diciembre, la Duquesa de Cambridge abandonaba el hospital King Edward VII de Londres, en el que estuvo ingresada desde el 3 de diciembre, a causa de una hiperemesis gravídica, que obligó a que Clarence House anunciara el anuncio de su embarazo antes de lo previsto. Ahora tiene que seguir manteniendo reposo y recuperarse, y a jugar por estas imágenes, parece que, como dijo ella al recibir el alta, se va encontrando mucho mejor.

Más noticias