El príncipe Harry y Chelsy Davy asisten como espectadores a la final de 'Factor X'

Se mostraron muy contentos durante su aparición en el programa mientras Olly Murs actuaba con Robbie William

No faltó ningún ingrediente a la final de este año de Factor X: ni emoción, ni buena música ni grandes sorpresas. Y, por supuesto, tampoco un nutrido público con dos espectadores de excepción, el príncipe Harry y su novia, Chelsy Davy.

La pareja, que retomó recientemente su relación después de un paréntesis de varios meses a principios de año, se mostró muy feliz durante su aparición en el programa del pasado sábado cuando la cámara se centró en ellos mientras Olly Murs actuaba con Robbie William. Contentos y también cómodos al dar a conocer al mundo en esta cita musical que vuelven a ser novios. Si bien el príncipe Harry y su novia sudafricana, fieles seguidores de Factor X, asistieron a la final entre bambalinas, seguro que tampoco quisieron perderse al día siguiente desde casa el desenlace: Joe McElderry se alzó con el primer puesto.

Joe McElderry, que había actuado con George Michael, se mostró aturdido cuando el presentador Dermot O'Leary pronunció su nombre como ganador del concurso. El joven abrazó a su mentor Cheryl Cole, y logró finalmente decir unas pocas palabras: "Muchas gracias a todos. No puedo ni hablar. Quiero agradecer a mi mentor Cheryl y a todos los jueces sus comentarios y a todos los que me votaron". Ahora todo apunta a que esta Navidad ascenderá a los primeros puestos de ventas con su versión de The Climb de Miley Cyrus.

El programa también contó con las actuaciones de pasados ganadores como Leona Lewis, Alexandra Burke y de la banda finalista JLS. Poco antes de que el ganador fuera anunciado, Paul McCartney cantó Drive My Car y se unió en el escenario a los 12 finalistas antes de dirigirse al piano para interpretar el tema Live and let die, soundtrack de la película de mismo título de la saga Bond.

Más sobre

Regístrate para comentar