Así fue la romántica cena con la que el príncipe Harry conquistó de nuevo el corazón de Chelsy Davy

Dicen que donde hubo fuego siempre quedan cenizas y parece que el príncipe Harry ha sabido reavivar las cenizas de su relación con Chelsy Davy y recomponer lo que se rompió el pasado mes de enero. Y nada mejor que una romántica cena para dos para poner un punto de partida a esta nueva etapa en la que los dos comienzan con la sabiduría que se obtiene de los errores del pasado.

Si querían que esta cita fuera un secreto, no lo consiguieron porque los objetivos consiguieron captar a la pareja a la salida del restaurante Beach Blanket Babylon, en Notting Hill, según recoge la revista Hello! Después de semanas de citas en clubes, que abandonaban por separado, y de rumores de que habían vuelto y flirteaban en Facebook, por fin se dejaron ver juntos y sonrientes, una imagen que no se repetía desde principios de año y que, en este caso, vale más que mil palabras.

Fue una velada muy importante para los dos, porque celebraron por anticipado el 24ª cumpleaños de Chelsy y el éxito del examen de Harry, que ha completado el curso básico de formación de vuelo de la RAF Shawbury y Clarence House ha anunciado que el Príncipe está encantado con el resultado. El restaurante es una casa georgiana, conocida por la decoración de su interior, donde aparecieron si previo aviso y se sentaron en un rincón al lado de una chimenea y a la luz de las velas.   

El propietario del local, Robert Newmark, fue la única persona que habló con la pareja tras la cena, cuando se reunieron con dos amigos, ya que durente toda la velada nadie quiso molestarlos y ha contado a Hello! que fue “una velada muy íntima y acogedora y que parecía que habían madurado en este tiempo separados”. "Me acerqué a hablar con Chelsy y ella me preguntó dónde podía fumar. Estuvieron juntos y muy relajados durante toda la velada y sólo se separaron cuándo Chelsy se levantó para fumarse un cigarrillo", añadió. Al llegar los dos amigos de la pareja, Newmark los llevó a un reservado, donde les sirvió un special martini del Beach Blanket Babylon. Despuésa de pasar allí un rato, abandonaron el local y se fueron al club Whisky Mist, en Mayfair donde estuvieron con las primas de Harry, princesas Eugenia y Beatriz.

Más tiempo para estar juntos
Los amigos de Harry y Chelsy siempre dijeron que a pesar de haber puesto fin a su noviazgo seguían sintiendo algo el uno por el otro y parece que acertaron. Uno de los motivos de su ruptura fue la distancia, ya que la decisión del pequeño de los hijos de Carlos de Inglaterra de volver a Afganistán no gustó a la joven sudafricana, que veía que para él su trabajo era lo primero. Harry espera ir de nuevo a Afganistán, pero esta vez no luchará en primera línea, sino que irá con el Ejército Cuerpo Aéreo, pero antes de eso tendrá que terminar la siguiente fase de aprendizaje del manejo de helicópteros que durará seis meses.

Eso significa que hasta comienzos del mes de mayo, por lo menos, estará estudiando en una academia que, en esta ocasión, está más cerca de Chelsy, en Hampshire, de lo que lo estaba la anterior. Ella, mientras tanto, seguirá en Londres preparándose para trabajar como abogada para la firma Allen & Overy, con lo que podrán estar más tiempo juntos.

Más sobre

Regístrate para comentar