Nerviosa y emocionada, la princesa Eugenia empieza su primer día de clase en la universidad

La menor de las hijas de Sarah Ferguson y el príncipe Andrés se aloja en una residencia de estudiantes que cuesta 105 euros a la semana

 

null

 

Con los nervios a flor de piel, una gran sonrisa y los libros bajo el brazo, hemos visto a la princesa Eugenia cruzar por primera vez las puertas de la Universidad de Newcastle para asistir a su primer día de clase y sin duda, uno de los más importantes de su vida. La nieta de la Reina de Inglaterra iba con un vestido morado, un cardigan negro, medias y zapatillas y de la mano de una amiga con la que estudió en el Colegio Marlborough y con la que ha emprendido esta “aventura” universitaria.

La pequeña de las hijas de Sarah Ferguson y el príncipe Andrés de Inglaterra ha empezado un graduado de tres años de inglés, Historia del Arte y Política y vivirá en el campus durante este tiempo en una residencia para estudiantes, algo muy diferente a lo que hizo su hermana Beatriz, que se mudó a un apartamento en el Palacio de St. James, en lugar de optar por un alojamiento para universitarios.

Como una joven universitaria más, Eugenia se ha instalado en una habitación que cuesta 105 euros a la semana, tiene una cama individual, un cuarto de baño, una mesa de estudio y comparte la cocina y los electrodomésticos con otras cinco alumnas. Nada que ver con los lujos con los que ha vivido hasta ahora en Windsor. Lo único que la diferencia del resto de sus compañeros es que está vigilada continuamente por un grupo de escoltas que cuesta 270.000 euros anuales y que el traslado de sus pertenencias, en lugar de hacerlo ella, se han encargado de hacerlo miembros del servicio de la Casa Real inglesa mientras ella estaba en el Festival de Cine de Toronto.

Más sobre

Regístrate para comentar