Tras finalizar su primer año en la Universidad de Goldsmiths en Londres, donde estudia para graduarse en Historia e Historia de las Ideas

La princesa Beatriz de York trabajará para el Gobierno británico durante seis semanas de sus vacaciones de verano

Es ayudante de relaciones públicas en el Ministerio de Asuntos Exteriores

Para la mayoría de los estudiantes universitarios, terminar los exámenes finales supone comenzar las vacaciones de verano, un momento idóneo para descansar y pasarlo bien con los amigos tras un intenso año de esfuerzo y estudio. Sin embargo, la princesa Beatriz de York ha preferido aprovechar este tiempo libre para aprender y desarrollarse profesionalmente. La nieta de la reina Isabel acaba de terminar su primer año en la Universidad de Goldsmiths en Londres, donde estudia para graduarse en Historia e Historia de las Ideas, y ha optado por tomar un empleo de verano como ayudante de relaciones públicas en el Ministerio de Asuntos Exteriores del Gobierno británico.

null

Durante seis semanas, la hija mayor del príncipe Andrés y Sarah Ferguson trabajará junto a un grupo de seis personas en el prestigioso equipo de comunicaciones de dicho departamento, responsable de campañas de éxito como la ganadora “Know Before You Go”, destinada desde hace tres años a promover el turismo seguro entre los ciudadanos británicos en Perú. Su labor, por la que no recibirá retribución alguna, consiste en dar a los ciudadanos británicos consejos sobre cómo viajar al exterior en condiciones saludables y seguras.

“Beatriz pensó que en lugar de estar de vacaciones durante todo el verano, prefería trabajar como becaria en un departamento del Gobierno”, ha apuntado una fuente sobre la joven de 20 años. “Ella está disfrutando a fondo de su trabajo en Whitehall (la calle londinense de Westminster donde se encuentra su oficina)”.



Sin embargo, la joven no pudo evitar llegar tarde en su primer día de trabajo. El coche en el que la llevaba su chófer sufrió un atasco, que se había formado tras un accidente de tráfico en el que afortunadamente su vehículo no se vio envuelto. Desde entonces, la nieta de la soberana británica ha llegado puntual cada día a su puesto de trabajo. “Nunca hablamos de forma individual de nuestros empleados”, dijo al respecto un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Más sobre

Regístrate para comentar