18 SEPTIEMBRE 2013

La Familia Real española se viste de 'Orange' para recibir a los Reyes de Holanda

Es la primera visita oficial a España de los Reyes de Holanda desde la entronización en Ámsterdam el pasado 30 de abril

Reyes de Holanda y Príncipes de Asturias

 

Ha llegado el gran día: los Reyes de Holanda ya están en Madrid. Acompañados por el ministro holandés de Exteriores, Frans Timmermans, los soberanos han llegado en un avión pilotado por el propio rey Guillermo Alejandro poco después del mediodía en la base aérea de Torrejón de Ardoz, donde a pie de escalerilla han sido recibidos de manera oficial por los Príncipes de Asturias, que estaban acompañados por la ministra de Fomento, Ana Pastor. Aunque don Felipe y doña Letizia han dispensado a sus invitados una cálida bienvenida de amigos, eso sí guardando las formas y sin perder de vista el ceremonial marcado.

Ni unos ni otros se han molestado en disimular la ilusión que les hacía encontrarse de nuevo, como se ha visto en las caras de gran alegría al verse; en los besos y abrazos efusivos al saludarse tras las protocolarias reverencias a los nuevos Reyes, y en el hecho de que pusieran rumbo al palacio de la Zarzuela los cuatro juntos en un coche conducido por el príncipe Felipe, con el rey Guillermo Alejandro como copiloto y las damas reales, que han vuelto a dar muestra de su particular elegancia, ensimismadas en su propia conversación en el asiento trasero. Muestras evidentes de la amistad que les une.

 

 

La expectación era Máxima. El comienzo del reinado se acumula de primeras veces que colman de interés a propios y extraños y su visita de presentación a nuestro país con motivo de su reciente entronización no era la excepción. Ver desfilar a una de las reinas de la elegancia y apreciar de cerca su magnetismo en los encuentros con la Familia Real española es ya un sueño cumplido para los seguidores de Máxima de Holanda en España. Y aún ha superado todas las expectativas. La Reina ha vuelto a poner de manifiesto que todos los elogios son merecidos con el vestido azul grisáceo que ha elegido para la ocasión y las impresionantes joyas, aguamarinas y brillantes, que coronaban de manera exquisita el conjunto. A la altura en buen gusto y distinción: la Princesa de Asturias. Doña Letizia ha lucido para su encuentro con la soberana holandesa un vestido en seda strech blanco con aplicaciones de guipur y un cinturón bordado en plata mate, de su diseñador de cabecera Felipe Varela.

 

null

 

En la Zarzuela les esperaban los Reyes y la infanta Elena. Como es habitual les han recibido al pie de las escaleras de la entrada principal de palacio, pero vestidos en su honor de Orange (con prendas naranja), color nacional de Holanda: don Juan Carlos ha conjuntado la corbata; doña Sofía, más entusiasta, camisa y falda en un naranja subido, y en el caso de doña Elena asomaba un jersey de rayas en la tonalidad holandesa bajo su traje pantalón marino. El guiño de color insinuaba lo que han evidenciado los saludos protocolarios: las estrechas relaciones. El Rey, apoyado en una muleta, ha abrazado al nuevo Rey holandés y ha besado caballerosamente la mano de su esposa, mientras que la Reina ha besado a los dos invitados y la Duquesa de Lugo, como antes la Princesa de Asturias, les ha dado dos besos tras saludarles con sendas reverencias también. Las muestras de cariño se extendieron entre los miembros de la Familia Real española y se besaron todos, incluidos los Reyes. Y, tras un breve despacho, se ha celebrado el almuerzo.

Hasta aquí los compromisos oficiales compartidos con la Familia Real española, pero la visita oficial de los Reyes de Holanda en España continúa por la tarde. De la Zarzuela se han trasladado al Congreso de los Diputados y de allí  al Palacio de la Moncloa. Acompañados por el presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, saludaron a los diputados integrantes de la Mesa del Congreso en el Salón de Pasos Perdidos, firmaron en el Libro de Honor de la Cámara y después han mantenido una reunión con los miembros de la Mesa en el Salón de Ministros antes de poner punto y final a su viaje y estancia en España en la residencia presidencial, donde los reyes Guillermo Alejandro y Máxima fueron recibidos por el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

 

null

 

Esta primera visita oficial a la capital española como Reyes de Holanda tiene lugar menos de cinco meses después de que Guillermo-Alejandro fuera entronizado en Ámsterdam, el pasado 30 abril, en una ceremonia a la que asistieron los Príncipes de Asturias en representación de España. Don Felipe y doña Letizia mantienen desde hace años una amistosa relación con los reyes Guillermo y Máxima y, dos meses antes de la entronización, el pasado 2 de marzo, se reunieron con ellos y con gran parte del resto de príncipes herederos europeos en la localidad holandesa de Apeldoorn.

 

Familia Real española y Reyes de Holanda

 

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo