18 FEBRERO 2013

El posado invernal más esperado de la Familia Real holandesa cuando se cumple el primer aniversario del accidente del príncipe Friso

null

Más de 75 fotógrafos, periodistas y cámaras de Holanda, Bélgica, Alemania o Francia se han congregado esta mañana en las pistas de esquí de la localidad austriaca de Lech para asistir al tradicional posado fotográfico de la Familia Real holandesa, que disfruta esta semana de sus vacaciones invernales en este bucólico paraje austriaco.


Poco después de las diez de la mañana la aún Reina ha aparecido en compañía de los Herederos y sus hijas, las princesas Amelia, Alexia y Ariane, en una sesión más breve que en otras ocasiones y sin la presencia de otros miembros de la familia, como los príncipes Constantino y Laurentien.



El gran número de medios interesados en la sesión fotográfica, según las estimaciones más de tres veces que en otros años, se debe a dos razones, el hecho de que estas serán las últimas vacaciones de invierno que la reina Beatriz pasará como Soberana de los Países Bajos, así como el aniversario del aciago accidente del príncipe Friso, que desde el pasado febrero se encuentra en coma en una clínica londinense después de ser víctima de un alud.



Ayer la Familia Real se reunió en la iglesia de San Nicolás de Lech para asistir a un servicio religioso, "estrictamente íntimo", en recuerdo del hijo mediano de la Reina. La princesa Mabel, esposa del príncipe Friso, también se encuentra con sus hijas estos días en Lech, si bien "por razones personales" la semana pasada ya comunicó su deseo de no ser fotografiada durante su descanso.

null



Pese al presente recuerdo de la tragedia del año pasado, la Familia Real ha querido dar normalidad a estas vacaciones. Ayer mismo pudo verse al Príncipe y a sus hijas esquiando en las pistas de Lech.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo