Las princesas Amalia, Alexia y Ariane de Holanda dan la bienvenida a San Nicolás

Los Príncipes de Orange llevaron a sus hijas a presenciar el desembarco de este personaje que, procedente de España, llega lleno de juguetes

nullVER GALERÍA

Las pequeñas princesas de Holanda, Amalia, Alexia y Ariane, acompañadas de sus padres, los Príncipes de Orange, formaron parte en la tarde del sábado de la entusiasta multitud de niños que recibió a San Nicolás, montado en su barco de vapor 'Madrid', en el puerto de Scheveningen, localidad costera cercana a La Haya. Esta tradición tipicamente holandesa es el equivalente en el pequeño país europeo de los Reyes Magos españoles. El Santo llegó, como siempre, desde España acompañado de su fiel lacayo Zwarte Piet y con todos los regalos que dentro de dos semanas entregará a los niños holandeses.

nullVER GALERÍA

Las hijas de los Herederos no quisieron perderse ni un sólo detalle de la cabalgata que llevó a San Nicolás desde el puerto al Ayuntamiento de la capital holandesa, donde fue recibido con todo el boato por el Alcalde, J. van Aartsen, y el Embajador español en Holanda, Juan Prat y Coll. Las pequeñas no pararon de cantar las tradicionales canciones de bienvenida sobre los hombros de sus padres. Las princesas Alexia y Ariane llevaban, además, el típico gorro de Zwarte Piet, mientras la princesa Amalia lucía una capa de San Nicolás.

nullVER GALERÍA

A partir de ahora, las hijas de Máxima y Guillermo de Holanda, del mismo modo que el resto de niños holandeses, se prepararán para la visita de San Nicolás a sus casas, que se producirá en la noche del 5 al 6 de diciembre. Además de dejar sus zapatos al lado de la chimenea, los pequeños no olvidarán dejar paja, zanahorias y agua para el caballo del Santo, llamado Schimmel. Los niños que se hayan portado bien durante el año recibirán regalos mientras que, según la tradición, los niños traviesos son llevados a España en el saco del paje de San Nicolás.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más