La princesa Ariana se recupera en casa junto a sus padres, los príncipes Máxima y Guillermo

Después de haber permanecido ingresada de urgencia tres días en un hospital de Holanda por una bronquiolitis

La princesa Ariana regresó el pasado sábado por la mañana a la residencia Eikenhorst en Wassenaar, después de haber sido tratada de urgencia de una bronquiolitis, una enfermedad habitual en los bebés que puede ser grave en los recién nacidos.

La Princesa, de casi un mes de edad, había sido ingresada tres días antes como consecuencia su infección respiratoria en el Centro Médico Universitario de Leiden, donde fue atendida por los neonatólogos G. van Wezel-Meijer (de la plantilla del propio centro) y por J. Kreijen-Meinesz, que estuvo presente en el parto de la princesa Ariana el 10 de abril en el hospital Bronovo de La Haya.

Según ha comunicado el Servicio de Información del Estado, la tercera hija del príncipe Guillermo Alejandro y la [princesa Máxima] ha progresado muy positivamente de su enfermedad, pero tendrá que continuar en su casa con su tratamiento de antibióticos.

El día anterior a que la pequeña Princesa fuera dada de alta, su abuela, la [reina Beatriz] y el príncipe Guillermo Alejandro depositaron una corona de flores delante del Monumento Nacional en la plaza Dam de Ámsterdam con motivo del Día de la Conmemoración de los Caídos en la Segunda Guerra Mundial.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más