La reina Sofía recoge lo sembrado: ahora un premio en Nueva York por su labor de preservación patrimonial