Los Reyes visitan la tumba de Leonor de Castilla recordando lazos familiares

Continuando con su agenda oficial en el Reino Unido, don Felipe y doña Letizia han visitado en la Abadía de Westminster la tumba la mujer del rey Eduardo I

A veces los lazos familiares se remontan a tiempos inmemoriales, más de ocho siglos en el caso que nos ocupa, antes incluso de que la dinastía Borbón se estableciera en España y la Hannover lo hiciera en Gran Bretaña. Ambas Cortes Reales se relacionan por matrimonio por primera vez en 1170, cuando Leonor de Inglaterra, hija de Enrique II y Leonor de Aquitania, se casó con Alfonso VIII de Castilla. A lo largo de la historia, cuatro princesas inglesas han ocupado el trono en España y otras cuatro españolas se han ceñido la corona inglesa.

Y precisamente Leonor no solo es el nombre de nuestra futura Reina, la primogénita de los reyes Felipe y Letizia, sino que ha sido el nombre de distintas reinas europeas, entre ellas, la de Leonor de Aquitania, la madre de Ricardo Corazón de León y Juan sin Tierra, una mujer libre, rompedora y osada con un alto nivel cultural. Considerada una de las mujeres más ricas y poderosas de Europa Occidental durante el siglo XII, primero fue reina consorte de Francia (1137-1152) tras casarse con el rey Luis VII de Francia, sin embargo, debido a las tensiones y su mala relación terminó consiguiendo la anulación ; y después reina consorte de Inglaterra (1154-1189), al contraer matrimonio con el Conde de Anjou, luego Enrique II, rey de Inglaterra.

Leonor de AquitaniaVER GALERÍA
Leonor de Aquitania

Entre los ocho hijos tuvo con su esposo, dio a luz una niña, Leonor de Inglaterra o Leonor Plantagenet, quien a los diez años fue comprometida con Alfonso de Castilla. Con once la enviaron a España y cuatro años más tarde se casó, enamorada, con Alfonso VIII de Castilla, llamado 'El Noble'. Su labor en la corte castellana aún se recuerda por su generosidad y por su preocupación por el pueblo. De hecho, pidió a su marido que se construyeran asilos y hospitales para los más necesitados. Su marido vive la famosa batalla de las Navas de Tolosa y la propia doña Leonor se desplaza hasta el mismo campo de batalla para estar a su lado. El matrimonio tuvo cinco hijas, una de ellas de nombre Leonor, que en 1221 se casó con el rey aragonés Jaime I de Aragón, 'El Conquistador', en el municipio soriano de Ágreda, cuando éste tan sólo tenía 14 años. Sin embargo, su matimonio fue anulado por el Papa Gregorio IX en 1229 a petición de Jaime I, que alegó impedimento de parentesco. Entonces, la reina Leonor se retiró al reino de Castilla, donde falleció en el Monasterio de las Huelgas de Burgos en 1244.

Leonor de Inglaterra también tuvo una bisnieta, Leonor de Castilla, que se casó en el Monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas (Burgos) con un rey inglés, Eduardo I de Inglaterra, con el que tuvo 15 hijos, entre ellos una niña del mismo nombre, quien estuvo muchos años prometida a Alfonso III de Aragón. Su matrimonio se celebró en 1290 en la Abadía de Westminster pero no llegó a consumarse ya que el soberano falleció en Barcelona antes del enlace. Después, se casó con Enrique III, conde de Bar, con el que tuvo dos hijos.

Leonor de CastillaVER GALERÍA
Leonor de Castilla

En 1420 nació Leonor, Reina de Navarra, hija de Juan II de Aragón y de Blanca de Navarra. En 1479, a la muerte de su padre, Juan II, fue coronada reina con el apoyo de Fernando El Católico. Sin embargo, sólo vivió un mes como reina. Un reinado efímero para la última reina Leonor de España. Pero hay muchas más Leonor con el título de reina o princesa: Leonor de Alburquerque (1435), reina de Aragón, sobrina de Enrique II de Castilla, y esposa de Fernando de Antequera, con quien compartió el reino de Aragón (1412); Leonor de Castilla (1310-1359), reina de Aragón. Murió asesinada por orden de Pedro 'El Cruel', por favorecer a Enrique de Trastámara; y Leonor de Aragón (1358-1382), reina de Castilla, entre 1379 y 1382.

Un nombre con mucho significado

Leonor es nombre de raíz griega (“luz”) y procede de Ilianor (“la que lleva el sol”), en honor a Ilios o Helios, el dios griego del sol. La terminación –or es de origen indoeuropeo y siempre remite “al agente que acomete o lleva a cabo algo”. Así, Leonor, se convierte en portadora de ese sol, esa luz, que ilumina a su paso. Otros dicen que tiene origen árabe y significa “Dios es mi luz y hay también quien habla de etimología latina, del grupo Luna-Elena. No podía haber mejor nombre para nuestra futura Reina, además de todas las connotaciones históricas de mujeres con carácter que han sabido dirigir no sólo sus destinos sino el de todos cuantos las rodeaban.

Más sobre

Regístrate para comentar