La infanta Cristina, absuelta en el caso Nóos igual que la mujer de Diego Torres

A la Infanta le han impuesto 265.000 euros de responsabilidad civil a título lucrativo y Ana María Tejeiro deberá responder también a título lucrativo con 344.934 euros

El destino de doña Cristina se ha conocido este viernes tras hacerse pública la sentencia del caso Nóos. La infanta Cristina ha sido absuelta por tanto no irá a la cárcel como reclamaba el sindicato Manos Limpias, que pedía para ella ocho años de prisión al considerarla cooperadora necesaria de los dos delitos fiscales que su marido, Iñaki Urdangarin, habría cometido en 2007 y 2008 a través de Aizoon, empresa de la que ambos eran propietarios al 50 por ciento. También se le impone una responsabilidad civil a título lucrativo con su marido de 265.088 euros.

El abogado de la infanta Miquel Roca ha comparecido tras conocer el fallo del tribunal asegurando que están muy satisfechos con la absolución. "He hablado con ella y tiene la satisfaccion de que se haya reconocido su inocencia, pero tiene un marido para quien la sentencia no ha sido favorable", ha dicho el letrado -Iñaki Urdangarin ha sido condenado a seis años y tres meses de cárcel por prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencia y dos delitos contra la Hacienda Pública, y una multa de 512.000 euros-.

Infanta CristinaVER GALERÍA

También ha sido absuelta de los delitos fiscales que se le imputaban Ana María Tejeiro, esposa de Diego Torres, socio de Iñaki Urdangarin en el instituto Nóos. Igualmente el marido de esta ha sido condenado, en este caso a una pena mayor que la de su socio: 8 años y 6 meses de prisión, 8 de inhabilitación especial y multa de 1.723.843,10 euros por prevaricación, fraude a la Administración Pública, tráfico de influencias, delitos fiscales y blanqueo. Ana María Tejeiro deberá responder también a título lucrativo con 344.934 euros.

El tribunal ha condenado además a la acusación popular ejercida por Manos Limpias a satisfacer el 50% de las costas del juicio oral causadas a Ana María Tejeiro, mientras que tendrá que satisfacer el total de las costas del juicio oral causadas a la Infanta. A doña Cristina, la justicia le tendrá que devolver aproximadamente 372.000 euros, que resultan de la diferencia entre los 587.000 euros que le reclamaba el fiscal Horrach como partícipe lucrativo de los delitos fiscales de Iñaki Urdangarin, y que ya depositó en diciembre de 2014 y los 265.088 euros que finalmente le impone el tribunal.

La comunicación del fallo se ha hecho pública a partir de las 12 horas, poniendo fin a una trama destapada en 2006 cuando el diputado socialista Antoni Diéguez pidió explicaciones por el elevado coste de un foro sobre turismo y deporte organizado por Iñaki Urdangarin para el Govern balear.

Infanta Cristina y Ana María TejeiroVER GALERÍA

Termina así un juicio que ha marcado la vida de la infanta Cristina y su marido, pero también la de toda la Familia Real. El 12 de octubre de 2011, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin acudían, como en otras ediciones anteriores, a las celebraciones del Día de la Hispanidad. Junto a ellos, don Felipe y doña Letizia, entonces Príncipes de Asturias, los reyes Juan Carlos y Sofía y la infanta Elena disfrutaban con total normalidad del desfile y la posterior recepción, tradiciones que venían cumpliendo un año tras otro. Sería la última vez que doña Cristina y su marido acudían a un acto oficial como miembros de la Familia Real.

La imputación de Urdangarin en el caso Nóos provocó que las apariciones públicas de la infanta Cristina se fueran reduciendo progresivamente, limitándose a ocasiones tan puntuales, como las visitas al hospital a su padre o su reaparición en junio de 2013, en un acto familiar con trascendencia pública institucional: el homenaje a don Juan de Borbón con motivo de los cien años de su nacimiento. Tras el verano de 2013 comenzaba la nueva vida de la infanta Cristina y su familia en Ginebra. Desde su mudanza, han sido frecuentes las visitas de su madre, la reina Sofía, y si hermana, la infanta Elena.

La decisión del rey Juan Carlos de abdicar en favor de su hijo, don Felipe, cambió la composición de la Familia Real, que tras la proclamación de Felipe VI como Rey pasó a estar formada por sólo seis miembros: el rey Felipe VI, la reina Letizia, la princesa Leonor, la infanta Sofía y don Juan Carlos y doña Sofía. Las infantas Elena y Cristina dejaban entonces de formar parte de la Familia Real para pasar a ser 'familia del Rey'. El 12 de junio de 2015, don Felipe toma la decisión de revocar el título de Duquesa de Palma a su hermana, una decisión muy pensada y meditada, "ni repentina ni improvisada", según aseguraron fuentes de la Casa del Rey.

Así ha cambiado la vida de Iñaki Urdangarin y toda su familia tras su implicación en el caso Nóos

El Ayuntamiento de Barcelona retira la Medalla de Oro de la Ciudad a la infanta Cristina

A partir de ese momento, los hechos se precipitan y la infanta Cristina se sienta en el banquillo de los acusados como presunta cooperadora de los delitos fiscales cometidos por Urdangarin. Se amparó en la "confianza" que tenía en su marido para justificar su participación al 50 por ciento en la sociedad Aizoon. El 22 de junio, el juicio por el caso Nóos quedaba visto para sentencia.

Más sobre

Regístrate para comentar