Carlos García Revenga, secretario de las Infantas, declara ante el juez

Ha asegurado que, aunque era tesorero del Instituto Nóos, ni manejaba sus cuentas ni participó en la administración de esta entidad investigada por la presunta malversación de fondos públicos

null


Poco antes de su citación, prevista para las 13:00 horas, el secretario de las infantas Elena y Cristina, Carlos García Revenga, ha llegado a los juzgados de Palma para declarar como imputado en el caso Nóos ante el juez José Castro. García Revenga ha llegado acompañado por su abogado, Enrique Molina, y al igual que el Duque de Palma, no ha realizado declaraciones a los numerosos medios de comunicación que están siguiendo la jornada judicial este sábado en la capital balear.

Durante más de dos horas y media, el secretario de las infantas ha sido interrogado acerca de su papel en la toma de decisiones en el Instituto Nóos, después de que de que Diego Torres, exsocio de Urdangarin en dicha entidad, asegurara que se le consultaba todo. El secretario de las Infantas ha asegurado que, aunque era tesorero del Instituto Nóos, ni manejaba sus cuentas ni participó en la administración de esta entidad investigada por la presunta malversación de fondos públicos.

Fuentes jurídicas han explicado a EFE que García Revenga ha mostrado su extrañeza por las cantidades económicas que manejó el Instituto Noós, que ha conocido según se han ido publicando en los medios de comunicación a raíz de la investigación judicial. También ha dicho que aceptó el cargo de tesorero por su amistad con el Duque de Palma, al tiempo que se ha desvinculado de los correos electrónicos que presuntamente le implican con la gestión en Nóos.

La Casa del Rey anunció el pasado 30 de enero que mantendría a García Revenga en su puesto de asesor y secretario de las infantas y no tomaría ninguna decisión sobre él, "en su ámbito de responsabilidad", antes de su comparecencia de hoy. Justificó esta decisión en que la providencia dictada por el juez para que declare como imputado "no especifica cargo alguno", por lo que la Casa del Rey entiende que la toma de declaración "no lleva consigo acusación alguna que pudiera justificar medidas inmediatas por su parte", sino que "obedecería más bien a procurar una mayor garantía de sus derechos de defensa". "Don Carlos García Revenga tendrá, por tanto, oportunidad de responder, con las debidas garantías procesales, a cuantas preguntas se le formulen en la fecha señalada en relación con los asuntos referidos en la providencia citada", concluía el comunicado.

Más noticias sobre...