Cariñosos y muy cercanos, los Príncipes se despiden de Asturias

Don Felipe y doña Letizia han puesto punto y final a sus actividades en el Principado entregando a Bueño el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2012


Tras la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias, don Felipe y doña Letizia se han trasladado esta mañana a la localidad asturiana de Bueño, nombrada Pueblo Ejemplar de Asturias 2012. Bajo una persistente lluvia y con un 'look' de lo más otoñal, los Príncipes han recibido una calurosa acogida de los vecinos de este núcleo rural situado a pocos kilómetros de Oviedo. Después, y acompañados por numerosas autoridades, se han dirigido a la Plaza del Lavadero donde han descubierto una placa conmemorativa, situada en la base de la escultura 'Homenaje a los hórreos' del artista Juan Zaratiegui. La lluvia ha tenido un efecto colateral, ya que los vecinos apenas han podido aplaudir a los Príncipes cuando han descubierto la placa, ya que tenían las manos ocupadas con los paraguas y, cómo no, con cámaras y móviles.

Cariñosos y muy cercanos, los Príncipes se despiden de Asturias
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA FOTOGALERÍA



A continuación, los Príncipes han caminado por las calles de Bueño, un "pueblín", como ha expresado don Felipe en su discurso, de 150 habitantes que cuenta con el mayor número de hórreos y paneras de Asturias.  "¡Felipe!, ¡Letizia!", gritaban los paisanos tras unas vallas que no han impedido a los Príncipes acercarse a ellos para estrecharles las manos, besar a sus hijos o dejarse retratar. Durante el paseo a pie, don Felipe y doña Letizia han visto trabajar a varias vecinas que hacían encaje bajo un hórreo; a la princesa Letizia le han acercado una bebé que no ha dudado en coger en brazos mientras el príncipe le hacía carantoñas.

Más adelante, en una panera, otros vecinos representaban una escena costumbrista, vestidos con trajes tradicionales. También han saludado a un artesano local de la madera y han bebido sidra bajo un hórreo, mientras otros limpiaban mazorcas de maíz en la tradicional "esfoyaza". Los saludos y los besos a niños se han repetido, aunque en algún caso Don Felipe ha tenido que pedirlo expresamente. "¿Me das un beso?", le ha preguntado a un pequeño que seguía una de las escenas junto a la puerta de su casa; "Vale", le ha contestado el niño.

Cariñosos y muy cercanos, los Príncipes se despiden de Asturias



Ya en la Plaza Central de la localidad, don Felipe ha hecho entrega del premio a Belarmino Fernández, presidente de la Asociación Cultural de Bueño como representante del pueblo galardonado. Tras las palabras de agradecimiento de éste último, el Príncipe ha pronunciado un discurso, en el que ha felicitado a Bueño por esta distinción. "Aunque no es siempre fácil hacer realidad nuestros sueños, ideales y esperanzas, no es menos cierto que merece la pena intentarlo, y vivir convencidos de que ese posible lograrlo". El Príncipe también ha agradecido el cariño y el "carácter abierto y generoso" de los habitantes de Bueño.


Cariñosos y muy cercanos, los Príncipes se despiden de Asturias



Tras su discurso, los Príncipes se han dirigido a la capilla de la localidad, desde cuya puerta han escuchado la interpretación de una pieza de jazz a cargo del Quinteto Jazz Gueñü/Bueño. Ante la puerta de la capilla, don Felipe y doña Letizia han escuchado atentamente al grupo, cogidos de la mano, mientras la lluvia no paraba de caer, casi al mismo ritmo de la obra musical.

La visita al centro cultural de Bueño, al Centro de Interpretación del Hórreo y un "almuerzo de campo" han completado una jornada en la que, como ha dicho el alcalde a sus vecinos, "parece que está lloviendo, pero es que estamos llorando de alegría". 

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema