16 OCTUBRE 2012

Las Bodas Reales de doña Letizia

Se acerca la última Boda Real de esta nueva generación de Herederos: el enlace de Guillermo de Luxemburgo y Stéphanie de Lannoy. El Gran Ducado cierra la gran era de las nupcias reales y eso significa que por última vez (hasta los matrimionios de los siguientes futuros reyes) seremos testigos de tradiciones centenarias, del ambiente palaciego, del encuentro regio y, también, por supuesto, del glamour de las damas reales con sus vestidos de alta costura y sus impresionantes joyas. Porque casi tanta expectación despierta la novia con la elección de su vestido nupcial, el secreto mejor guardado de toda Boda Real, como sus ilustres invitadas con sus mejores galas y aderezos. Y doña Letizia, a quien se ha escrutado con lupa cada uno de sus movimientos, amén de su indumentaria, de la que se han escrito ya casi tratados, es de las princesas que más interés suscita en las grandes citas nupciales de la gran familia de la realeza. Así que ahora que apenas faltan horas para el gran día de los novios de Luxemburgo, repasamos los atuendos que la Princesa de Asturias ha lucido para ir de Boda Real. Y les invitamos a imaginar cómo vestirán en esta ocasión las damas reales.

Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

BODA REAL DE FEDERICO Y MARY DE DINAMARCA (14 DE MAYO DE 2004). Fue la puesta de largo de doña Letizia ante la gran familia de la realeza como prometida del Príncipe de Asturias y su ensayo nupcial en rojo español, con un diseñño de Lorenzo Caprile, ya que apenas una semana después contraía matrimonio con el príncipe Felipe. 

VÍSPERA DE LA BODA REAL DE DINAMARCA. Con una sonrisa radiante e impecablemente vestida, haciendo gala de la personal elegancia que la caracteriza, fue la presentación en sociedad de la entonces futura Princesa de Asturias ante la realeza en el inigualable marco del Teatro Real de Copenhague, con motivo de la gala previa a la Boda Real de Dinamarca. Para la ocasión, la prometida del príncipe Felipe eligió una creación del diseñador madrileño Lorenzo Caprile, un dos piezas compuesto por una chaqueta encorsetada con amplio escote barco, brocados de seda -que reproducían dibujos de Avignon, inspirados en el siglo XVIII- y botones bordados en cristal, y una falda de color rojo guinda a tono con los brocados. Un debut espectacular.
 

BODA REAL DE VICTORIA Y DANIEL DE SUECIA (19 DE JUNIO DE 2010). La Princesa de Asturias se vistió de serena elegancia para el enlace de los novios de Suecia, pero tampoco pasó desapercibida. Lució para la ocasión un vestido de color nude de manga corta y cubierto de flores de gasa de Felipe Varela y coronó su look con un moño trenzado muy original decorado con una tiara floral, un diseño de la firma Mellerio, de platino y diamantes talla brillante y talla perilla. Esta joya fue un regalo que el Gobierno español hizo a doña Sofía el día de su enlace con Juan Carlos y que la infanta Cristina llevó el día de su boda con Iñaki Urdangarín.
 

VÍSPERA DE LA BODA REAL DE SUECIA. El color y la distinción emergieron de mano de la Princesa de Asturias en el Concert Hall de Estocolmo. Doña Letizia, que fue de las invitadas que arrancó más elogios, volvió a triunfar en rojo español como en su inolvidable puesta de largo ante la realeza europea en la Boda Real de Dinamarca 

BODA REAL DE NICOLÁS Y TATIANA DE GRECIA (25 DE AGOSTO DE 2010). La boda menos regia de todas mostró a doña Letizia más que como princesa como diosa griega. La Princesa de Asturias, quizás en un guiño a la tierra de su familia de la Reina, lució un vestido de clara inspiración helena, en gasa de color azul, con un solo hombro y una cinta en plata que rodeaba el cuerpo. 

BODA REAL DE LOS DUQUES DE CAMBRIDGE (29 DE ABRIL DE 2011). La Princesa de Asturias sorprendió en el enlace de Guillermo de Inglaterra y Catherine Middleton al lucir por primera vez sombrero como exigía la etiqueta. Volvió a confiar en Felipe Varela, su diseñador de cabecera, para esta gran cita nupcial en Londres y eligió para la ocasión un vestido en muselina plisada rosa terracota, con bordados imperio en hilo al tono, que combinó con zapatos en raso al tono de Magrit, guantes en ante, bolso de boquilla fruncido y tocado de Pablo y Mayaya. 

VÍSPERA DE LA BODA REAL DE INGLATERRA. La cena de gala ofrecida en el exclusivo hotel Mandarín Oriental, en Knightsbridge, se convirtió en un escaparate de elegancia y glamour. Doña Letizia derrochó encanto por esta alfombra roja vestida una vez más de uno de sus diseñadores de cabecera, Felipe Varela, que le confeccionó un modelo en muselina y tul gris lavanda con bordados florales, escote palabra de honor y falda de línea años 50 New Look