12 OCTUBRE 2012

La nueva imagen de la Familia Real española se escenifica en los actos del día de la Fiesta Nacional

Los duques de Palma no han asistido al desfile militar y la infanta Elena no ha ocupado la tribuna de la Famila Real, sino la de las autoridades políticas

Los Reyes han presidido junto a los Príncipes de Asturias y el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, el desfile militar organizado con motivo de la celebración de la Fiesta Nacional. Don Juan Carlos y doña Sofía, así como don Felipe y doña Letizia han llegado a la plaza de Neptuno de Madrid a las 10.30 horas y han sido recibidos, entre tras autoridades, por Rajoy, que había llegado poco antes al mismo lugar acompañado de su esposa, Elvira Fernández. También lo había hecho previamente la infanta Elena, que este año está ubicada en la tribuna que ocupan, entre otros, los representantes de los partidos políticos, y no junto al resto de la familia real. Doña Elena ha seguido el desfile sentada junto al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Al contrario de las celebraciones del año pasado, en esta ocasión no han acudido al acto los duques de Palma, retirados de la agenda oficial de la Familia Real tras la imputación de Iñaki Urdangarín en el caso Nóos.

Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

Los Reyes junto a los Príncipes de Asturias han presidido el desfile militar más austero de la historia de España. Este año han desfilado 2.600 militares, 400 menos que en 2011, no ha habido exhibición aérea ni tampoco acorazados, carros de combate o blindados. 

Don Felipe ha lucido el uniforme del Ejército del Aire. Por su parte, doña Letizia ha optado por un traje de 'tweed' en tonos marrones, blancos y rojos. Con pendientes de perla, la Princesa ha completado su 'look' con una cartera de ante en color beis. 

Al término del desfile, don Juan Carlos ha mantenido una conversación con el presidente del Gobierno, diálogo al que se ha unido la Reina. Después, los Reyes y los Príncipes se han montado en sus respectivos vehículos camino del Palacio Real, donde han ofrecido una recepción a las autoridades del Estado y a los representantes de los partidos políticos, entre ellos el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. 

Desde la tribuna real, don Juan Carlos ha charlado con su hijo mientras doña Sofía lo ha hecho con la princesa Letizia. A su llegada a la plaza de Neptuno, la Familia Real ha sido recibida entre vítores. Don Juan Carlos ha pasado revista a las tropas que le rendían honores a pie, mientras que el año pasado lo hizo subido en un vehículo militar debido a que en septiembre de 2011 se había sometido a una intervención quirúrgica por la rotura del tendón de Aquiles. 

La complicidad entre los Reyes, los Príncipes y la infanta Elena ha sido la tónica general durante todo el desfile militar. Doña Sofía ha hablado con su hija y con su nuera, que a su vez nos han regalado imágenes tan espontáneas como ésta. Don Felipe, siempre pendiente de su mujer, también ha tenido tiempo para hacer un gesto de cariño a su hermana. 

La infanta Elena ha llegado minutos antes que los Reyes y los Príncipes de Asturias a la plaza de Neptuno. A diferencia de otros años, este año no ha ocupado la tribuna real. Quienes este año no han acudido al acto son los duques de Palma. 

Doña Elena ha seguido el desfile sentada junto al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Al ser preguntada por los periodistas sobre este cambio, la primogénita de los Reyes ha declarado: "Este momento tenía que llegar". Tampoco ha estado presente en la línea de saludo en el Salón del Trono. 

La infanta Elena ha vuelto a hacer gala una vez más de la elegancia que le caracteriza. La primogénita de los Reyes ha lucido un traje de chaqueta de inspiración 'tweed' con zapatos y estola de piel. Su pelo lo ha recogido en un elaborado moño bajo. Como detalle llevaba dos pulseras con los colores de la bandera española. 

Los Reyes y los Príncipes de Asturias saludando al equipo del actual Gobierno presidido por Mariano Rajoy, que en su primer desfile como presidente ha contado con la compañía de su esposa, Elvira Fernández. 

Una imagen de lo más relajada de la Familia Real tras saludar a las pertinentes autoridades políticas. Doña Letizia, dos pasos por detrás de la Reina, que ha lucido un elegante traje de chaqueta en color crudo.