El Rey y los Príncipes de Asturias visitan la capilla ardiente de Francisco Ayala

Don Felipe y doña Letizia también despidieron al actor José Luis López Vázquez en el Teatro María Guerrero de Madrid

nullVER GALERÍA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA FOTOGRÁFICA

La agenda oficial de la Familia Real española vuelve a teñirse de luto. De negro y de tristes despedidas. Nos han dicho adiós esta semana, días después de la partida de Sabino Fernández Campo, el actor José Luis López Vázquez y el escritor Francisco Ayala.

El Rey y los Príncipes de Asturias han acudido hoy al Tanatorio Parque San Isidro para despedir a Francisco Ayala y trasladar su pésame a los familiares del escritor, que falleció ayer en Madrid a los 103 años.

La Reina no ha acompañado a don Juan Carlos por encontrarse de viaje en Palencia, aunque acudió ayer a la residencia del escritor para expresar sus condolencias a la viuda, la hispanista estadounidense Carolyn Richmond, aprovechando un hueco libre en su agenda oficial entre acto y acto.

Doña Sofía telefoneó al domicilio de Ayala a su regreso de Barcelona, donde inauguró la nueva sede del Conservatorio del Liceu, y antes de participar en Madrid en la entrega del Premio al Cine y los Valores Sociales (concedido por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción de la que ella es presidenta de honor), se acercó a la casa para transmitir en persona su pésame a Richmond.

 

Príncipes de AsturiasVER GALERÍA



El Rey, que coincidió en la capilla ardiente con el Presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, permaneció unos quince minutos en la sala y después abandonó el tanatorio sin hacer declaraciones y el gesto triste. Don Felipe y doña Letizia, que también han acudido a la capilla ardiente de José Luis López Vázquez en el Teatro María Guerrero de Madrid, sede del Centro Dramático Nacional, para expresar sus condolencias a la familia del actor, fallecido el pasado lunes a los 87 años, llegaron después de que el Rey se hubiera marchado.

Tanto los Reyes como los Príncipes de Asturias enviaron a lo largo del día de ayer sendos telegramas de pésame los familiares del célebre escritor, con quien la Familia Real española mantenía una gran relación y a quien acompañaron en las entregas del Premio Cervantes en 1991 y del Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1998.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más