La Familia Real española rinde homenaje a Sabino Fernández Campo con una emotiva misa funeral en el Palacio de El Pardo

Los Reyes, los Príncipes de Asturias, la infanta Elena y los Duques de Palma, la familia del fallecido, así como el personal de la Casa del Rey se despidieron del fallecido con tristeza

nullVER GALERÍA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA FOTOGRÁFICA

No hay dos tributos sin tres. No, al menos, para hombres tan queridos como es el caso del ex Secretario General y ex Jefe de la Casa del Rey Sabino Fernández Campo, Conde Latores. De manera que después de un concurrido velatorio el pasado lunes en el tanatorio de Tres Cantos y de un “precioso funeral privado” ayer en la Catedral de Oviedo -su ciudad natal-, hoy la Familia Real española al completo ha rendido homenaje a su leal colaborador con una solemne misa por su eterno descanso en el Palacio de El Pardo. Gesto con el que también distinguió al primer Jefe de la Casa del Rey, Nicolás Cotoner y Cotoner, Marqués de Mondéjar, cuando falleció en 1996. En su caso, en la capilla del Palacio Real.

El servicio religioso comenzó puntual -a las 19:30 horas- en la capilla real del Palacio de El Pardo –debido a que la del Palacio Real está en obras- y fue oficiado por el antiguo obispo castrense y amigo personal de Sabino Fernández Campo, monseñor José Manuel Estepa, que tuvo unas palabras de recuerdo para este hombre de Estado, que fue Secretario General y Jefe de la Casa del Rey entre 1977 y 1993, acompañó al Rey en los momentos más difíciles de la Transición y contribuyó al fracaso del golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. Ha sido despedido con tristeza y solemnidad por los Reyes, los Príncipes de Asturias, la infanta Elena y la infanta Cristina; la familia del fallecido, así como personal de entonces y de ahora de la Casa del Rey.

Nadie del entorno de la Casa Real quería faltar a este último adiós. Y es que Sabino se hizo querer por todos en los cerca de veinte años que trabajó al servicio de la Familia Real española. Desde el Jefe a la señora que limpiaba su despacho. Prueba del cariño que se le tenía en la Casa Real es que ha estado pendiente en todo momento del estado de salud de Sabino Fernández Campo desde que fuera hospitalizado el pasado 12 de octubre en la clínica Ruber Internacional de Madrid para ser intervenido de urgencia por una oclusión intestinal, hasta su muerte a los 91 años en la madrugada del pasado lunes como consecuencia de una neumonía. La Reina fue a visitarle durante su ingreso en el centro hospitalario, mientras que el Rey se interesó personalmente por su evolución todos los días a través del teléfono, el príncipe Felipe le decidó un carñoso recuerdo en su discurso con ocasión de la XXIX edición de la entrega de los Premios Príncipe de Asturias y todos, tras el fatal desenlace, corrieron a dar el pésame a su viuda, María Teresa Álvarez, y sus hijos.

Más sobre

Regístrate para comentar