Doña Letizia conoce aulas para 'príncipes'

La Princesa de Asturias visitó el colegio público San Félix de Candás, para conocer su proyecto de integración de las nuevas tecnologías en la educación

null

 

Si el curso del 63 del colegio San Severo rescata un método pedagógico pasado, el curso del 09 del colegio San Félix de Candás practica ya en la actualidad uno futuro. Casi, casi, ciencia-ficción educativa. Pasará a la historia por ser uno de los tres primeros centros de España que integra las nuevas tecnologías de la Información y Comunicación en la educación, así como también por haber contado con el apoyo de la Princesa de Asturias.

 

null


Doña Letizia se ha acercado esta mañana al colegio público asturiano para conocer esta innovadora iniciativa pedagógica, que se denomina “Centros Modelo de Educared” y que promueve la Fundación Telefónica a través de un convenio firmado con el Gobierno del Principado de Asturias. Acompañaban a la Princesa, entre otras autoridades y personalidades, el Presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces; la Presidenta de la Junta General del Principado de Asturias, María Jesús Álvarez González; el Consejero de Educación, José Luis Iglesias Riopedre; el Delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín; el Alcalde del concejo de Carreño, Miguel Ángel Riego González, y el Vicepresidente Ejecutivo de Fundación Telefónica, Javier Nadal.

 

 

La expectación era máxima. Maestros, alumnos y, en general, toda la comunidad educativa del centro aguardaban con impaciencia la llegada de la visita real. Era tema de conversación en el patio y en la sala de profesores. Si bien la histórica ocasión transcurriría como una jornada normal más, para que la princesa Letizia conociera el trabajo diario con ordenadores portátiles y pizarras digitales de los alumnos. Cundió a la Princesa su visita: descubrió la placa conmemorativa, mantuvo una reunión con los promotores del proyecto y el equipo directivo del centro y recorrió las instalaciones y varias aulas educativas para conocer de cerca el funcionamiento de este innovador programa pedagógico en el que están implicados los casi 400 alumnos y 28 profesores y tutores desde 2006. La iniciativa pone a disposición de docentes y alumnos pizarras electrónicas y ordenadores portátiles, que parece que quieren desbancar en el futuro a los lápices de toda la vida. Casi, casi, ciencia-ficción educativa.

Más sobre

Regístrate para comentar