Se congela por primera vez en la Historia la asignación presupuestaria de la Casa del Rey

La Casa del Rey pidió antes del verano presupuestos austeros, y así serán. Recibirá como asignación del presente curso 2009/2010 exactamente la misma cantidad (8,90 millones de euros) del pasado, según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado. No habrá subida, lo que supone que se le congelará el salario por primera vez en la Historia, aunque la tendencia en los últimos ejercicios era ya de ahorro. Los aumentos eran cada año inferiores: en 2009 ascendió un 2,7 por ciento respecto a 2008, y ese año un 4,5 por ciento respecto a 2007.

La economía no está para dispendios y la Familia Real española, consciente de ello, sugirió expresamente a la Vicepresidenta segunda, Elena Salgado, que no incrementara su partida en el proyecto presupuestario. De acuerdo con la Constitución, la Casa del Rey recibe de los Presupuestos "una cantidad global para el sostenimiento de su familia y de su casa, y distribuye libremente la misma".

La austeridad reina también en otras partidas de las cuentas públicas para 2010, presentadas hoy en el Congreso por Salgado. Tampoco habrá aumentos en los sueldos de los altos cargos de Gobierno, que permanecen congelados por segundo año consecutivo.

Más sobre