Los Reyes y los Príncipes de Asturias despiden el verano en Mallorca

Llamó la atención que tanto don Juan Carlos como don Felipe se hayan dejado barba durante las vacaciones

null

Los Reyes y los Príncipes de Asturias han puesto el broche de oro a su estancia estival en Palma de Mallorca con la cena ofrecida a las principales autoridades politicas y militares de Baleares en el Palacio de la Almudaina. En esta ocasión, se echó en falta en la foto oficial tanto a la infanta Elena como a los Duques de Palma que, junto a sus cuatro hijos, ya se encuentran en Washington, donde han establecido su residencia debido al nuevo destino laboral de Iñaki Urdangarín. Sin embargo, no faltaron anécdotas, protagonizadas, sobre todo, por don Juan Carlos y don Felipe. Ambos sorprendieron a invitados y periodistas con su nuevo look ya que este verano los dos se han dejado crecer la barba durante las vacaciones. Y ante la insistencia de los reporteros gráficos, accedieron a posar juntos para que quedara constancia de su nueva imagen. Mientras tanto, doña Sofía y doña Letizia comentaban este divertido momento y, una vez más, se puso de manifiesto el cariño y la complicidad que existe entre ambas.

La Reina y la Princesa de Asturias coincidieron en el color de su ropa. Optaron por el blanco para despedir el verano mallorquín. La soberana española eligió un conjunto de pantalón y blusón, estampado con motivos de coral. Por su parte, su nuera lució un elegante vestido de cóctel con un solo hombro, que completó con un vistoso collar a tono. Ambas acudieron a la cena con sendos bolsos de mano no muy grandes. Sin embargo, mientras que doña letizia llevó uno en color plateado y tipo baguette, doña Sofía no se separó de su bolso color naranja.

null

 

Este año ha habido algunas variaciones respecto a otros en lo que a la cena en el Palacio de la Almudaina se refiere. Para empezar, ha sido más reducido el número de invitados al acto. Poco menos de 50 personas compartieron una agradable cena con los Reyes y los Prínicipes de Asturias. Entre los asistentes se encontraban, el presidente del Govern, Francesc Antich, la presidenta del Parlament, Maria Antònia Munar, el delegado del Gobierno en las islas, Ramón Socías y la alcaldesa de Palma, Aina Calvo.

Otra cambio notable es que est año, tanto anfitriones como invitados no brindaron con cava. No obstante, disfrutaron de un magnífico menú compuesto por gazpacho de tomates de ramallet con gambas de Sóller; dentón con verdura de temporada, como plato principal y como postre, texturas de chocolate con salsa de vainilla. Además, la cena estuvo regado con un vino blanco de Mallorca, un tinto de La Rioja y uno dulce propio de las islas.

 

Más sobre

Regístrate para comentar