La reina Sofía se escapa a Palma antes de iniciar oficialmente su veraneo para ver a sus hijas y sus nietos

La soberana acompañó a sus nietos al curso de vela al que asisten

null

 

Este verano todo es diferente para la Familia Real española: menos días de descanso como medida para afrontar la crisis, más dificultades para coincidir todos juntos en el palacio de Marivent, y unas vacaciones con sabor a despedida, ya que los Duques de Palma se mudarán a finales de agosto a Washington, lejos de su familia. Así que por pocos días que fueran, la Reina ha querido aprovechar uno de los escasos huecos de su agenda oficial antes de iniciar su veraneo para hacer una escapada a Palma, donde ya se encuentran sus hijas, las infantas Elena y Cristina, y sus nietos mayores disfrutando del estío mallorquín.

Las primeras en llegar a la isla balear este año han sido las Infantas. Doña Elena, junto a sus dos hijos, y doña Cristina, junto a su marido y sus cuatro hijos. Tan sólo un par de días después, se ha unido la reina Sofía, aunque por poco tiempo, ya que aún tiene previsto emprender un viaje oficial a la isla portuguesa de Madeira junto al Rey antes de iniciar oficialmente sus vacaciones.

 

88

 

La Reina, con atuendo veraniego -camisa azul y pantalón blanco-, acompañada por su hermana, la princesa Irene, acudió al puerto para acompañar a sus nietos al curso de vela al que asisten. De mano de la soberana iba la cuarta hija de los Duques de Palma, Irene, aún demasiado pequeña para aprender este deporte. La niña estaba muy graciosa luciendo un vestido estampado y un pañuelo azul en la cabeza. Mientras los niños embarcaban, sus madres aprovecharon para charlar con el resto de madres. La infanta Elena con la cámara de fotos al cuello para poder inmortalizar los avances de sus hijos y sus sobrinos en este deporte que tanto gusta a la familia.

Las Infantas estrenan temporada marinera
Tan tradicional como el posado veraniego de la Familia Real en Marivent, es la imagen de todos navegando en aguas del Mediterráneo. Los primeros en salir a disfrutar del mar han sido los Duques de Palma junto a unos amigos, entre los que se encontraba la infanta Elena y Cristina de Borbón y Dos Sicilias, con su marido, Pedro López Quesada, y sus dos hijos.

 

77

 

Las Infantas eligieron para su debut naútico la lancha Somni, ya que las salidas en el barco Fortuna se han reducido para afrontar la crisis económica. Aquí les pudimos ver muy relajados, tomando el sol y bañándose en mar abierto. Iñaki Urdangarín aprovechó la jornada marinera para bajar a la playa con su hija pequeña. Irene, que lucía un bañador azul y unas graciosas gafas de bucear con las que está aprendiendo a nadar, se lo pasó en grande jugando y buceando junto a su padre, mientras las Infantas tomaban el sol en la embarcación.

Para los Duques de Palma estas están siendo unas vacaciones muy especiales. Cuando acaben sus vacaciones en septiembre, se mudarán a Washington, donde Iñaki Urdangarín comenzará un nuevo trabajo y los niños un nuevo curso en su nuevo colegio. Antes del traslado, disfrutarán de unas semanas junto a su familia.




Más sobre

Regístrate para comentar