La infanta Cristina viaja por trabajo a Washington, ciudad a la que se mudará este verano

Participó durante los últimos días en varios actos de la Alianza GAVI, que vacuna a niños en los 72 países más pobres del planeta

La infanta Cristina viajaba esta vez a Washington para trabajar. La Duquesa de Palma ha participado durante estos últimos dos días en la ciudad a la que se mudará en verano en varios actos de GAVI Alliance, que vacuna a niños en los 72 países más pobres del planeta. La junta directiva de la organización, con la que La Caixa colabora desde 2005, celebró el pasado martes su encuentro bianual en la capital estadounidense con el fin de diseñar una estrategia de recaudación de fondos para vacunación infantil. “No se puede abandonar la filantropía pese a la crisis, porque las necesidades son incluso mayores”, afirmó doña Cristina, reconocida por su labor desde la dirección del Área Social de la Fundación La Caixa en proyectos humanitarios.

Los contactos de la Infanta con esta alianza serán de ahora en adelante más seguidos. La Duquesa de Palma planea estrechar sus vínculos a partir de agosto, cuando toda la familia se traslade a vivir allí. Los Duques, acompañados por sus cuatro hijos, se mudarán en verano por al menos dos años, aunque puede que prolonguen su estancia durante varios más, ante la nueva oferta laboral que Iñaki Urdangarín ha recibido de Telefónica, compañía en la que actualmente presta sus servicios en Barcelona.

La mudanza está cerca. Razón por la que probablemente la Infanta haya aprovechado su viaje para ultimar y supervisar ciertos detalles de su traslado. Flecos sueltos... y, para la prensa, infinidad de interrogantes sin contestar. Es el caso del colegio al que asistirán los nietos de los Reyes. No ha trascendido todavía en cuál están matriculados, pero posiblemente los Duques de Palma hayan valorado a la hora de elegir escuela para sus cuatro hijos la continuidad del sistema educativo de estos años en el Liceo francés de Barcelona y se hayan decantado por uno similar o bien, ante esta oportunidad de vivir en los Estados Unidos, hayan preferido un colegio americano.

Otra de las incógnitas es la de su residencia. Aunque tampoco hay confirmación oficial, parece que podrían decidirse por la exclusiva zona de Georgetown, donde residen los Kennedy y los Clinton. La mayoría de sus viviendas son unifamiliares y probablemente sea la zona residencial más parecida al barrio de Pedralbes, donde la familia Urdangarín reside en Barcelona. El precio medio de una casa ronda, según el portal idealista.com, sobre el millón de euros; el alquiler de una con cinco o más dormitorios oscila desde los 5.000 euros al mes a los 23.000 mensuales; la casa más cara de Georgetown en venta por internet, con 9 dormitorios y 11 baños, alcanza los 30 millones de euros, mientras una más asequible podría costar en torno a unos 4,5 millones de euros.

Más sobre