23 MAYO 2009

La Familia Real, al completo, asiste a la Primera Comunión de Juan y Pablo Urdangarín

La eucaristía se celebró en el convento barcelonés de los Padres Capuchinos de Sarriá

null

Después de muchos meses sin coincidir todos sus miembros en un mismo acto, la Familia Real española ha asistido a una de sus celebraciones más entrañables. Ayer por la tarde Juan y Pablo Urdangarín recibían la Primera Comunión en el Convento de los Padres Capuchinos de Sarriá, Barcelona, donde los Duques de Palma acuden frecuentemente. Actualmente es sede del museo etnológico misional y de la biblioteca hispano-capuchina así como del archivo provincial de los Capuchinos de Cataluña y Baleares. Los hijos mayores de doña Cristina e Iñaki Urdangararín comulgaron en compañía de otros cuatro compañeros del Liceo Francés, el colegio en el que estudian.

Como el resto de familias, los Duques de Palma llegaron al templo, junto a sus hijos, en torno a las 17:30, media hora antes de que comenzara la eucaristía. Casi al mismo tiempo llegaron la infanta Elena y su prima la princesa Alexia de Grecia, que ejercieron de madrinas de Juan, de 9 años, y Pablo Urdangarín, de 8, respectivamente y los padrinos, Mikel Urdangarín y Kubrat de Bulgaria.

null

Minutos antes de que se iniciara la celebración religiosa hicieron su aparición los Reyes y los Príncipes de Asturias, junto a sus hijas, las infantas Leonor y Sofía. También se dieron cita la infanta Pilar con su hija, Simoneta Gómez Acebo, así como Cristina de Borbón-Dos Sicilias, hija del Duque de Calabria.

 La misa, según informa Mariángel Alcázar en La Vanguardia, fue oficiada en catalán y castellano por el padre Josep Massana y se caracterizó por activa la participación de los comulgantes, que rogaron en sus preces por sus familiares y por el fin de los conflictos. Los nietos de los Reyes, al igual que el resto de sus compañeros, ocuparon el primer banco de la iglesia y, tras ellos, sus padres, abuelos y padrinos que los observaban con orgullo.

comulgantes

Una vez concluida la ceremonia, la Familia Real salió por la sacristía y posó para la prensa. También los Duques de Palma protagonizaron la habitual foto de familia junto a sus cuatro hijos, Juan y Pablo, que celebraban su Primera Comunión, y Miguel e Irene que lucieron trajes a juego. Muy cerca de ellos permanecieron, en todo momento, sus primos Felipe y Victoria Federica, los hijos de la infanta Elena y Jaime de Marichalar.

 Fue un día por y para los más pequeños de la familia. Aunque, sin duda, la anécdota de la jornada la protagonizó la hija pequeña de don Felipe y doña Letizia, la infanta Sofía, que en más de una ocasión tuvo que ser detenida por su padre para que no se escapara de la foto.

No obstante, y como buena hermana mayor, la infanta Leonor estuvo muy pendiente de ella en todo momento y no dudó en acariciarla y cogerla de la mano ante la divertida mirada de los medios gráficos allí congregados.  Además, la Reina volvió a demostrar, una vez más, la debilidad que siente pos sus nietos y les sorprendió cuando abrió su bolso y sacó una bolsa de caramelos que repartió entre los más pequeños.

infantas

Una vez que abandonaron el Convento de los Padres Capuchinos de Sarriá, la Familia Real al completo y el resto de invitados se dirigieron al domicilio de los Duques de Palma en Barcelona, donde tuvo lugar la posterior celebración, a la que asistieron, entre otros, los 25 nietos del matrimonio de Juan Urdangarín y Claire Liebaert, los padres de Iñaki Urdangarín.

La próxima celebración de la Familia Real

Este miércoles será la hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar, Victoria Federica, quien comulgue por primera vez. La cita será en Madrid y al igual que su hermano, Felipe, celebrará su Primera Comunión entre semana.

En el caso del hijo mayor de los Duques de Lugo, la eucaristía tuvo lugar el 24 de mayo de 2007 en la Iglesia de San Pedro y la posterior celebración fue en el Palacio de la Zarzuela. En este día tan especial para el niño no faltaron sus abuelos maternos, los Reyes, ni sus tíos, los Duques de Palma, que fueron acompañados de su hija pequeña, Irene.

Elena

Sin embargo, su tío el príncipe Felipe asistió solo ya que su esposa, doña Letizia, se encontraba de baja por maternidad pues acababa de dar a luz a su segunda hija, la infanta Sofía. Otra ausencia destacada fue la de los hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, quienes por tratarse de un día lectivo del curso académico no pudieron acompañar a su primo en el día de su Primera Comunión. Y, previsiblemente, ocurrirá lo mismo en el caso de la Eucaristía de Victoria Federica.